Cardenales cercanos al Papa, encubridores de curas pederastas, revela libro

Nacional - 2017/01/17

Agencias/Crítica

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— Tres cardenales muy cercanos al Papa Francisco, Oscar Rodríguez Maradiaga, George Pell y Francisco Javier Errázuriz, han encubierto en sus respectivas diócesis a sacerdotes pederastas, asegura el libro Lujuria. Pecados, escándalos y traiciones en una Iglesia hecha de hombres, escrito por el polémico periodista italiano Emiliano Fittipaldi y que muy pronto se pondrá en circulación.

En un adelanto del libro, dado a conocer hoy por la agencia EFE, se señala que el cardenal hondureño Rodríguez Maradiaga estuvo encubriendo al sacerdote pederasta de origen costarricense Enrique Vásquez, entre 2003 y 2004.

Detalla que este clérigo fue acusado de abusos sexuales primero en su país de origen, Costa Rica, y después en otros países. Incluso se señala que, durante un tiempo, el padre Vásquez estuvo internado en una casa para cuidado de sacerdotes que se encuentra en México, pero luego la abandonó.

El libro también se refiere al cardenal australiano George Pell, anterior arzobispo de Sydney y actual prefecto de de la Secretaría de Economía, del Vaticano. Pell es acusado de ocultar diversos casos de pederastia sacerdotal e incluso de presionar a las víctimas para que no denuncien. Una de ellas, Emma Foster, llegó al extremo de suicidarse.

Por último, el libro menciona al cardenal chileno Errázuriz, exarzobispo de Santiago y acusado de proteger al sacerdote pederasta Fernando Karadima, principalmente por intentar aplacar las acusaciones en su contra que hicieron las víctimas y sus familiares.

Estos tres cardenales son muy cercanos y tienen una gran influencia sobre el Papa Francisco, ya que son miembros del llamado C-9, el consejo conformado por nueve cardenales que asesoran al pontífice en el gobierno de la Iglesia universal.

De esta manera, el libro Lujuria, de Fittipaldi, recoge historias inéditas de encubrimiento de altísimos prelados en todo el mundo, de escándalos sexuales cubiertos por el Vaticano por temor a repercusiones mediáticas, señaló el número más reciente de la revista italiana L´espresso, citada por EFE.

De manera que la lucha del Papa Francisco por erradicar el problema de la pederastia sacerdotal, así como su encubrimiento por parte de altos jerarcas, no está resultando efectiva del todo y demuestra cómo el cáncer no ha sido extirpado, agrega L´espresso.

Por otro lado, el autor del libro, el periodista Fittipaldi, actualmente lleva un proceso en los tribunales vaticanos por la publicación de su anterior obra, Avaricia, en la que habla de los oscuros manejos financieros del Vaticano.

Cartones