REDESCUBRIENDO: Los Tipos de Hombres y las Relaciones Amorosas - Parte I

Por: José Miguel Cuevas Delgadillo.

Opinión - 2017/02/15

Desde tiempos antiguos la varonilidad ha sido causa de infinitos debates. Las diferentes civilizaciones occidentales hicieron aportaciones al tema. Así, llegamos a los tiempos modernos con la herencia cultural del pasado sobre lo que debería ser un hombre. Para la realidad social de nuestro país, la hombría, hasta hace algunos años, significaba, en perspectiva del Antropólogo Eiren Israel, ser macho. A continuación la descripción: El típico macho mexicano, bravucón e irresponsable, siempre ha sido una caricatura del verdadero varón, en el sentido clásico de la palabra. Siempre evadiéndose y sacándole la vuelta a los compromisos importantes de la vida, el macho quiere encubrir su cobardía con una fachada de hombría. Los retos lo asustan y le hacen sentir cuestionado y prefiere seguir evadido jugando como niño en lugar de asumir su papel en la familia y en la sociedad. Todos conocemos ejemplos: sus juguetes favoritos son la televisión, los cuates, las parrandas o el alcohol. Refugiado en un mundo de fantasía defrauda a su familia de su sustento, ejemplo y protección. El macho mexicano no sólo es inmaduro, dependiente e infantil por cuanto se niega a actuar como adulto. Carece también de importantes rasgos biológicos masculinos de virilidad en su carácter. Rasgos como liderazgo, valentía y espíritu sacrificial. La violencia abusiva que suele mostrar en su conducta, no es sino una distorsión de esas virtudes. Y en ocasiones se convierte en un mecanismo para desquitar con las más débiles la irritación que le produce una conciencia culpable.


. Hoy se habla, por ejemplo, que el hombre debe cuidar hijos, ayudar en los quehaceres del hogar, ser cariñoso, demostrar sus sentimientos, llorar cuando sea necesario, ser sensible ante las necesidades de los que le rodea, cuidar su apariencia física, entre otras actividades. Es por eso que en una pequeña y sencilla contribución al tema quisiera describir los diferentes tipos de hombres que existen, cuando menos, en nuestro país. Las aportaciones están basadas en mis 10 años de experiencia tratando en terapia a parejas, hombres y mujeres. Espero sea de su agrado.


Tipos de Hombres.


1. El Romántico. Este tipo de hombre se caracteriza por ser meloso, sentimental y, hasta cierto punto, cariñoso. Además, tiene un ligero conocimiento de las necesidades emocionales de la mujer. Le gusta la poesía, la combinación de las palabras que produzcan sensaciones agradables en las mujeres. Domina algunos aspectos del lenguaje verbal y escrito, los cuales utiliza con fines de cortejo y conquista.

2. El caballero. Este tipo de hombre es muy particular. Suele ser elegante, se preocupa por su apariencia externa, sobre todo, pone énfasis en su vestimenta. Pero no sólo eso, es agradable, sensible, atento y educado. Conoce las reglas de urbanidad y lo buenos modales, sabe que los halagos despiertan sensaciones agradables en la mujer, sabedor de eso, lo utiliza con el objetivo de cortejo. En otros casos, utiliza sus encantos sólo para ser alabado por los demás.

3. El Don Juan. Su característica principal es la de ser enamorado. Regularmente es un hombre coqueto, seductor y con una auto estima alta. Busca como propósito primordial la conquista de mujeres. Suelen tener varias parejas a la vez. Un Don Juan puede estar casado o soltero. En casi todos los casos, es experto en técnicas de seducción.

4. El Sensible. Este tipo de hombre es el que la mayoría de las mujeres buscan como novio, amigo a marido. Pero no siempre lo encuentran, porque somos muy escasos (me incluyo). Los hombres sensibles se caracterizan por tener un conocimiento minucioso de las necesidades emocionales de la mujer, son empáticos, atentos, cariñosos, amables, agradecidos y sobre todo, muy amorosos. Por lo regular, consideran más importante lo que los demás sientan, piensan u opinen. Son compasivos, altruista y ayudadores. Se adaptan con facilidad a las circunstancias. En las relaciones de pareja, son pacientes y saben esperar, les preocupa mucho que la mujer sufra o se sienta afligida. Expresan afecto, hablan lo que sienten sin reprimirlo. Saben llorar y ayudan a los quehaceres del hogar y se involucran en actividades propias de la mujer.

Seguiremos en el tema. Terapeuta Familiar y Conferencista. Consultas 311 136 89 86.

Cartones