PALESTRA

Por Gilberto Cervantes Rivera, poeta de Cucharas

Opinión - 2017/03/02

En la Comisión Estatal para la Defensa de los Derechos Humanos, el trabajo de su titular Huicot Rivas Álvarez, salta a la vista, hay resultados palpables; avenimientos cuando es recomendable, recomendaciones que las más de las veces terminan por cumplirse, la institución tiende a ser cada día mejor gracias a la seriedad y la responsabilidad con que se acometen los asuntos, muchas de las veces tan complicados porque reclaman justicia de las corporaciones e instituciones como las de salud, donde se siguen presentando muchísimos problemas. Se dice y con justa razón entre la gente: es la última instancia, si aquí no me ayudan, no nos queda más que encomendarnos a la justicia de Dios; desde luego no se llega al extremo, pues de alguna forma u otra, el curso de la queja no queda congelada o suspendida, se resuelve a satisfacción o trasciende los muros de la Comisión para que sea la vindicta pública quien resguarde los derechos para que sea el tiempo el que subsane los rezagos. En estos momentos, la calificación para Huicot y su equipo es buena, pues el hombre sostiene con valor el principio de autoridad moral que siempre ha distinguido a la comisión defensora de los derechos humanos tan sobados y traídos por gente inescrupulosa que nada tiene que ver con el rubro, pero ahí andan de metiches La cuestión educativa también merece la justipreciación de la pluma y más cuando está involucrada una institución que nació con calidad y mantiene su excelencia, gracias al trabajo del rector regional de las Universidades Tecnológicas, Alejandro Fonseca González. Una de mis hijas, Carla Mariana Siciliene, egresó de ahí para titularse como licenciado en Mercadotecnia, en la Universidad de la Concordia en Aguascalientes, porque aun no se creaba la carrera y me doy cuenta que hoy con las que existen, se acabó la necesidad de que nuestros hijos busquen superarse en otros estados. Se quedan aquí, escogiendo el campus que les acomode, pues a pesar de todo, aun tenemos Universidad Autónoma de Nayarit con prestigio académico y un Tecnológico generador de profesionistas muy preparados. Pero lo que se crea en las Universidades Tecnológicas bajo la directriz del licenciado Alejandro Fonseca Gonzales no es cualesquier cosa, los jóvenes que ahí estudian no van a perder el tiempo y los maestros que imparten docencia, son verdaderos artistas de la educación moderna, la que transforma el entorno social para beneficio de todos. Y otra cosa, también importante, sus egresados salen con las mejores expectativas de trabajo tanto en su natal estado como en otras entidades o incluso en el extranjero; lo que digo no es invento, pues conozco tres casos de jóvenes que se prepararon en campus indistintos de Nayarit, estudiando con beca en la Agencia Nacional Aeronáutica y del Espacio, NASA, por sus siglas en inglés. Observemos entonces la huella que van dejando las gentes que valen, como Alejandro Fonseca Gonzàlez, el que seguramente no dejará de sorprendernos Como su propio hermano Ricardo Rico Fonseca, el nuevo Director de Tránsito Estatal, hombre de las mas absolutas confianzas del gobernador y amigo personalísimo del senador Mundito Chávez y de Manuel Bernardo Novelo Paredes, el comodín. Se fue Agustín Flores García y con él terminó la era de los agentes que andaban empistolados y con metralletas en su oficina. Portador de un trato cálido y desde luego con la misma tolerancia que le conocemos, Rico Fonseca no tardó en dominar el lenguaje que se ocupa para hacerse respetar y el trabajo de ordenar el trajín de las vialidades, sin chocar con lo mismo que realizan los elementos al mando del caballeroso Karim Cabrera Segbe. Me comenta hace días por teléfono, que tras conocer el caos vehicular que provocó la apertura de la carretera de cuota Tepic –Matanchen, de inmediato intervino para regular el furor generado por una vía con la cual se llega a San Blas en menos de 20 minutos. Desconozco como le hizo, pero me informan que todo ya está bajo control y a la espera de los cientos de vacacionistas que arribarán en coche al municipio de San Blas los días de semana santa No crecen los enanos en el PRI; Manuel Cota, el aspirante número a la candidatura del tricolor al cargo de gobernador de Nayarit, dio su segundo golpe de timón luego de movilizar el activo que jefatura Luis Alberto Acebo Gutiérrez en la CNOP. El pretexto, exposición pictórica retrospectiva de Fernando Campos Dorado, festejando con ello el 74 aniversario de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, fundada en nuestra entidad por Don Ramón Lomelì Belloso, donde Manuel Cota anunció que va por la octava victoria política en su carrera de partido, la cual inició como regidor del ayuntamiento tepicense; hizo una remembranza de lo que ha sido dentro del Partido, recordando de manera especial su paso como Presidente Estatal del PRI, justo cuando Roberto Sandoval Castañeda, destapado por Charo Mejía para Gobernador, buscaba el cargo que dejará en el mes de septiembre próximo. Fortalecido por la presencia de viejos militantes que hoy ya son una leyenda viviente, como Don José Félix Torres Haro, César Delgadillo Gutiérrez y Carlos Ruiz Flores, Cota nada en aguas tranquilas, congratulándose de que estén regresando a su casa, los priistas que se habían retirado. Dando a entender que en cuanto obtenga la bandera de candidato, el PRI estará más activo que nunca, con el concurso de todos los priistas, sin excepción de ninguno PALESTRAZO: nadie se explica porque Polo Domínguez no se registró como precandidato a la gubernatura para hacerle contrapeso a Toñito Echevarría; la ley electoral lo mandata y es obligatorio en todos los partidos; por ello Manuel Cota lleva encimado a Juan Ramón Cervantes Gómez y el Dr. Miguel Ángel Navarro Quintero al licenciado Francisco Turón Hernández; ninguno de los contrincantes de los fefes gana pero cuando menos se divierten.

Cartones