PALESTRA

Por Gilberto Cervantes Rivera, poeta de Cucharas

Opinión - 2017/03/14

Es fácil rasgarse las vestiduras por el río Mololoa, y luego tirarse a la milonga, pues una cosa es preocuparse en serio por la ecología y otra, tirar saliva para que digan lo valiente que somos hacia una causa que lleva perdidos más de cincuenta años a merced de unas gentes que le cancelaron a los que tienen hambre, la posibilidad de saciarla en este importante cuerpo de agua que fue desviado de su cauce original en 1973, y luego destinado a ser pasto de la industria que contamina, igual que lo hacen las clínicas oficiales y privadas, junto al rastro de Tepic y los menos que le arrojan basura sin implicaciones toxicológicas. El río Mololoa, sufriendo impotente un destino que no era el suyo hace cincuenta millones de años, cuando nació junto con la Tierra, para proveer por órdenes del supremo creador, sustento y otros enseres propios de una civilización que surgiría poco después. Hoy de nuevo le limpian ambas márgenes y dejan para mañana, tratar las aguas residuales o cancelar las descargas mediante una orden judicial que ya vimos que es posible, si los magistrados del Tribunal Superior de Justicia, deciden aplicar la ley contra los depredadores ecológicos que tienen nombre y apellidos muy conocidos. Ya vimos que lo que unos llaman ecocidio, es posible frenarlo con una orden que provenga de la judicatura, pero si no actúan por falta de información o pruebas, yo se las puedo acercar si me lo permiten, a la hora que ustedes lo indiquen. Curiosamente, lo que deteriora el funcionamiento normal de un partido político, es la falta de unidad entre sus miembros; ayer Manuel Humberto Cota Jiménez volvió a referirse al tema de la unidad en el PRI; el precandidato del tricolor a gobernador de Nayarit propuesto por la CNC, dijo que en las dos vueltas que ya le dio a nuestra entidad de cara a la convención estatal del 19 de marzo, la demanda más sentida entre las bases tiene que ver con la unidad. Todos los oradores que le antecedieron destacaron que ha sido la unidad el factor fundamental del triunfo de los candidatos priistas, Roberto Sandoval Castañeda incluido. Por ello se dice que hoy, en un ambiente de mutuo respeto y prevaleciendo antes que otra cosa, la unidad, el equipo que se va y el que quiere llegar, se reunirán para negociar las candidaturas al Congreso Local y a las 20 presidencias municipales, junto con los regidores, que no son pocos. Tenía que llegar el momento, como siempre se dan las cosas, podría decirse que de manera natural. Por eso no es bueno andar hablando antes de tiempo, pues si la presente administración estatal no tuvo necesidad de endeudarse y los recursos públicos ejercidos se manejaron de manera honesta y transparente, entonces no existe la necesidad, digo, de que los hombres y mujeres que se van, controlen congreso y ciertas o cuales posiciones en los municipios. No tiene Roberto necesidad de que le cuiden las espaldas; ya que bajo su óptica, nadie tendrá derecho a señalarlo por abuso de poder o malos manejos financieros; por ello debe dejar que el candidato del PRI a gobernador, ponga a su gente donde tenga que ponerla; tomemos en cuenta que solo serán cuatro años los que ejercerá el poder el próximo jefe del poder ejecutivo estatal y con algunas posiciones importantes desde ahorita acotadas, las cuales seguirá controlando quien ya solo tiene medio año para preparar no la entrega recepción sino el entorno con el que vivirá en el futuro, donde se dice que amasó enemigos a montones, cuestión que le hizo prometer en diciembre del año pasado, que buscaría el reencuentro con la gente, incluidos amigos muy cercanos a él, en un ejercicio autocrítico que le fue aplaudido. Roberto Sandoval ha hecho obra en abundancia, pero lo que no queda muy claro es el precio de las acciones materiales que para muchos, fue inflado de manera sustanciosa. Dos ejemplos, uno, el parque lineal cobrado a 17 millones de pesos por kilómetro, cuando que ese mismo kilómetro, con anchura y profundidad adecuada, le costó al pueblo de Huajicori, durante la administración perredista que encabezó Héctor Gómez Gurrola, la nada despreciable suma de cinco millones de pesos. Y dos, en el mercado de Ixtlán del Río cobraron el metro cuadrado de construcción a 58 mil pesos y si mis cálculos no mienten, harán lo mismo con los mercados Morelos y Juan Escutia. Que alguien me explique porque este poeta de Cucharas sigue pobre si es tan inteligente PALESTRAZO: Me llegan noticias de Santiago Ixcuintla, Nayarit, donde la alianza de partidos integrada por el PAN, PRD, PT y PRS, no tiene problemas para designar candidato a presidente municipal, en virtud de que Eduardo Lugo López casi alcanza los 30 puntos de penetración entre los que con mayoría de edad, deciden quien sí y quien no, alcanzará en su momento las mieles del poder. Por allí se ventiló la posibilidad de que RR, Rodrigo Ramírez Mojarro, entraría como bateador emergente, cosa que desmiente el propio Lugo López al término de la lectura que se dio de la convocatoria para designar las propuestas que le tocan al PRD en el marco aliancista. Lugo López, ideológicamente definido, RR, un perdedor consecutivo que anda como chapulín brincando de partido en partido.

Cartones