Gobierno de Trump notifica compra de tierras por muro fronterizo

Nacional - 2017/03/15

*Familias de Texas han comenzado a recibir notificaciones del Departamento de Seguridad Nacional para que acepten vender sus terrenos en la frontera con México o, en caso de no querer venderlos, se preparen para que les sean expropiados.

Agencias/Crítica.


Habitantes deTexashan comenzado a recibirnotificaciones del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos(DHS, por sus siglas en inglés) para que acepten vender sus terrenos ubicados en la frontera con México o, en caso de que no les interese venderlos, se preparen para que les seanexpropiados, informó el portal Texas Observer.

Pobladores de la localidad deLos EbanosenHidalgo,Texas, aseguran que han recibido estas notificaciones donde el gobierno federal les ofrece una suma por sus tierras.

Yvette Salinasseñala que recibió un documento de 21 páginas, titulado declaración de toma en la que el gobierno le ofrece2 mil 900 dólares por acrede la propiedad de su familia cerca de Rio Grande.

El documento también señala que, si no acepta la oferta, la tierra podría ser confiscada a través de la figura legal del dominio eminente, que se aplica al derecho de propiedad que corresponde alEstadoy se aplica como un acto de expropiación.

Da miedo cuando lo lees. Sientes como que tienes que firmar, dijo Salinas, cuyo terreno de 16 acres ha pertenecido a su familia durante cinco generaciones.

Esta no es la primera vez que el gobierno federal ha buscado apoderarse de su terreno para construir un muro fronterizo. En2006laadministración Bush instaló casi180 kilómetros de barda fronteriza, la mayor parte en terrenos privados en Texas.En2008, la familia de Salinas recibió un aviso de condena que les ofrecía el mismo bajo y bajo precio de 2 mil 900 dólares por acre. Otros en Los Ebanos recibieron avisos similares.

Pero la naturaleza y el tiempo estuvieron del lado de los Salinas.Los Ebanosestá atravesado por una curva en elRío Grande, y está enteramente en lallanura de inundación del río. Untratado entre EU y Méxicoprohíbe laconstrucción de estructuras en la planicie de inundaciónque puedan empujar las aguas hacia las comunidades circundantes.

A medida que pasaba el tiempo, la construcción de un muro enLos Ebanosparecía menos probable, debido al tratado y porque laadministración Obamahizo de la construcción de muros una prioridad menor.

Mientras tanto, Aleida García, primo de Salinas, dijo que el gobierno ha aumentado la seguridad en la zona agregando más vigilancia, una medida que ella prefiere a la pared propuesta por Trump.

Incluso si construyen un muro, la gente seguirá viniendo, dijo García. Lo que nos ha ayudado enormemente y es menos costoso es la tecnología: los globos aerostáticos, los sensores de tierra e incluso los agentes en el terreno, señaló.

Pero la comunidad de Los Ebanos parece ser un objetivo principal para el gobierno de Trump. El trabajo detopografía y planificaciónya se ha hecho, y laLey de Cerca Seguraautoriza que se construya más cercas fronterizas.

Además, en 2012, la mitad de EU de laComisión Internacional de Límites y Aguas, una organización binacional encargada de administrar el tratado de agua conMéxico, acordó el plan con elDHSy aceptó un muro en la planicie de inundación.

Salinas dice que su familia no quiere renunciar a su tierra, y están consultando con abogados para decidir qué hacer. Pero luchar contra el gobierno federal podría significar pasar años en la corte. Si pierden, el DHS podría tomar su tierra sin compensación alguna. Salinas dice que le entristece que el legado de la familia pueda estar dividido por una pared fea que causará problemas a Los Ebanos.

No queremos este muro, la ciudad está bastante unida en eso, dice Salinas. Pero tampoco queremos ser demandados por el gobierno.

Cartones