Extensiones para el día de tu boda: los sí y los no

Mujer y Familia - 2017/04/06

Agencias/Crítica.

Extensiones: cuándo sí y cuándo no

Muchas chicas optan por usar extensiones para el gran día, a fin de lucir una melena más abundante, más larga o con efectos de color (sin necesidad de dañarla con tintes y químicos). Pero antes de correr y comprar las primeras que encuentres, hay factores que debes considerar:

Tus hábitos

“Hay que identificar bien la situación actual de cabello antes de sugerir cualquier tipo de extensión”, dijo a Yahoo la estilista Agde Ruiseco. “También es importante analizar los hábitos de la novia: con qué frecuencia lava su cabello, qué tan seguido usa herramientas térmicas, cada cuánto aplica tratamientos o utiliza productos de estilizado. Todo eso nos da un panorama más claro para sugerirle lo que más les convenga”.

El peinado, ¿suelto o recogido?

Otro factor importante que hay que tomar en cuenta, aseguró a Yahoo el hair stylist español Daniel Vicente Gómez, es si el estilo de peinado elegido por la novia es suelto o recogido:

“Las extensiones en clip son prácticas, pero limitan mucho las alternativas. Yo no las sugiero cuando el cabello es muy fino, pues llegan a maltratarlo bastante. Hay que hacer crepé para evitar que se resbalen, y si se usan muy seguido, pueden ocasionar huecos en la cabellera”.

La época

En palabras del experto en cabello, Leonel Sandoval, una novia debe elegir un look cómodo y bonito, con el que se siente ella misma. “Lo mejor es apegarse a un estilo atemporal basado en lo que acostumbra usar, más un pequeño plus. El transformarse en alguien diferente o usar lo que está de moda en ese momento hará que en el futuro quiera desaparecer todas las fotos de ese día”, comentó a Yahoo.

Que sirvan para el evento

Sobre las extensiones, ya sean fijas o cortinas, Sandoval insiste en consultar a un experto a fin de lograr un resultado espectacular. “Las extensiones fijas deberán adaptarse a tu vida cotidiana, pues duran hasta doce meses. Las cortinas son ideales para el día del evento y se pueden reusar en el futuro”.

Un último consejo: ¡no escatimes en calidad!

Las alternativas

Te presentamos un resumen de los tipos de extensiones que recogimos de los expertos:

. Con clips o broche: al ser una solución exprés, se recomiendan para ocasiones especiales, ya que no requieren gran compromiso. Son ideales para las chicas de cabello rizado y/o graso. No abuses de ellas si tienes el cabello fino, pues podrían maltratarlo al momento de hacerte ya sea trenzas o crepé. Con los cuidados adecuados, pueden durarte años.

. Trenzadas o cosidas: ideal si tienes el cabello de normal a grueso. Cuida la cantidad de cortinas que te colocan para evitar un volumen exagerado y anti-natural.

. Con keratina: esta técnica une las mechas y el cabello con un punto de keratina. Evítala si tienes el cabello súper delgado, ya que podría romperse. Se retocan cada seis semanas (tómalo en cuenta para tu presupuesto) y pueden durar hasta un año, dependiendo de la calidad.

. Con grapas o anillos: una ventaja es la fiabilidad, pues no saldrán volando al momento de bailar. Las mechas se unen al cabello por medio de grapas o anillos de aluminio y silicona. Si optas por unas de este estilo, cuídalas al momento de lavar y cepillar para evitar que se enreden.

. Adhesivas: son la tendencia actual, especialmente para el cabello delgado. Lucen súper naturales, son ligeras y no maltratan la hebra capilar. Su colocación no requiere calor, químicos ni herramientas. Lo mejor, es que puedes peinarte como quieras. Tip: aplícalas dos semanas antes de la boda, y si gustas, retíralas después de la luna de miel. No te preocupes, son reutilizables (basta con ponerles pegamento).

Cartones