Investigan a 51 policías detenidos en Zihuatanejo

Policiaca - 2017/05/19

*20 serán consignados por delincuencia organizada; edil anuncia que defenderá legalmente a los arrestados.

Agencias/Crítica.

De los 60 policías municipales de Zihuatanejo que fueron detenidos ayer por militares y policías federales y estatales, 20 serán investigados por delincuencia organizada; 31 por usurpación de funciones y nueve fueron liberados.

El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez, informó que 20 de los detenidos fueron puestos a disposición ante la Procuraduría General de la República (PGR) para que sean investigados por delincuencia organizada y portación de armas de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Otros 31 serán investigados por la Fiscalía General del Estado (FGE) por usurpación de funciones. A los nueve restantes se les liberó después de que revisaron sus expedientes y no se les encontraron irregularidades.

Álvarez Heredia informó que 20 policías que están a disposición de la PGR eran encabezados por Javier “N”, El Cadete, aunque no se informó a qué grupo delictivo pertenece.

Este martes, por más de siete horas, militares y policías encuartelaron a los agentes municipales para revisarles armas y su identidad. En la pesquisa ubicaron a tres personas que hacían funciones operativas dentro de la corporación, sin pertenecer a ella. A 42 que portaban uniformes, armas, botas y placas que no eran policías municipales. Además, a 15 que reprobaron los exámenes de control y confianza que continuaban en funciones.

Álvarez Heredia informó que desde hace tres días se detectó la presencia de estas personas dentro de la corporación. Indicó que el alcalde, Gustavo García Bello, fue quien alertó a las autoridades sobre la infiltración de la corporación.

Sin embargo, por la noche del martes, García Bello dio una conferencia de prensa en la que dijo que había instruido al área Jurídica del ayuntamiento para que defendieran legalmente a los agentes detenidos. El edil informó que eran 48 los arrestados. Esta misma versión la sostuvo el director de la Policía Municipal, David Nogueda, quien afirmó que sí son agentes de la corporación y no personas infiltradas.

Este miércoles, familiares de los agentes detenidos protestaron afuera de la delegación de la PGR de Acapulco para exigir que les dejaran verlos y demandar que les permitan tener una defensa. Reclamaron que los mantienen incomunicados y hasta el mediodía del miércoles no sabían si les habían dado de comer. Indicaron que algunos de los agentes son diabéticos e hipertensos.

Los familiares demandaron la intervención de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (Coddehum) porque, dijeron, los están tratando como delincuentes.

Apoyo. Por la mañana, policías municipales de Zihuatanejo protestaron para exigir la liberación de sus compañeros. Denunciaron que están recibiendo un trato inhumano.

Unos 30 agentes se plantaron en la explanada del ayuntamiento de Zihuatanejo y pidieron al edil que presente los expedientes de sus compañeros para que la PGR y la FGE los revise y deslinden responsabilidades.

Los agentes afirmaron que sus compañeros no forman parte de la delincuencia organizada y que las autoridades sólo buscan incriminarlos.

El pasado 25 de abril, hombres armados vestidos de policías atacaron un módulo de seguridad en Ixtapa, Zihuatanejo, donde murieron tres agentes municipales y otros tres quedaron heridos. Entre los asesinados está el comandante Pablo Hurtado.

El año pasado en Zihuatanejo la violencia dejó un saldo de 96 asesinatos y la tendencia sigue en 2017, pues han ocurrido unos 50 crímenes. Esta ciudad no está incluida en el operativo especial que implementó el Federación para atender a los 50 municipios más violentos del país, por ahora sólo ese encuentran Acapulco, Chilpancingo, Chilapa, Iguala y Coyuca de Benítez.

 

Cartones