Dejar el ejercicio solo 14 días aumentaría el riesgo de padecer enfermedades crónicas

Mujer y Familia - 2017/05/19

Agencias/Crítica.

Investigadores de la Universidad de Liverpool, en Reino Unido, se propusieron ver cuáles serían los efectos en el cuerpo de solo dos semanas de no realizar actividad física. Reunieron a 28 personas con un promedio de edad de 25 años, un índice de masa corporal de 25 y físicamente activos (realizando el equivalente a 10,000 pasos al día).

Para tener un mejor control, a todos se les realizaron revisiones exhaustivas de salud antes y después del estudio. Además, se les dieron rastreadores de actividad. También se les pidió llevar un diario de todos los alimentos ingeridos, para así poder descartar algún cambio por un tema de nutrición.

Los participantes siguieren un protocolo de reducción de pasos durante 14 días hasta llegar a los 1,500 diarios. Esto provocó una reducción de 125 minutos al día de actividad, pasando de 161 a solo 36 minutos diarios.

¿Qué sucedió?

Pasados los 14 días, los investigadores descubrieron varios cambios en el cuerpo. Entre los más relevantes estaba:

Una reducción, de la masa muscular esquelética de 0.36 kilogramos, en promedio.

Pérdida de masa magra en las piernas de 0.21 kilogramos.

Un aumento generalizado de la grasa corporal.

Reducción de la capacidad cardiorrespiratoria.

De entre estos resultados, el más significativo fue el de la grasa corporal. Los investigadores notaron que esta tendió a acumularse más en el centro del cuerpo (abdomen). Esto, recalcaron, es un factor de riesgo significativo para enfermedades crónicas.

“Estos cambios podrían desencadenar una enfermedad metabólica crónica y muerte prematura. Los resultados enfatizan la importancia de mantenerse activo físicamente, y recalcan las peligrosas consecuencias de un continuo comportamiento sedentario” comentó el Doctor Cuthbertson.

“Nuestra actividad física diaria es la clave para abstenernos de las complicaciones de la enfermedad. Las personas deben evitar estar sentadas por largos periodos de tiempo”, agregó.

Pero no es el único riesgo de dejar de hacer ejercicio

En 2016, un estudio publicado en la revista Frontiers in Aging Neuroscience, encontró que solo 10 días de no hacer ejercicio empeorarían la capacidad cognitiva.

En este caso, pidieron a un grupo de adultos mayores atletas, que dejaran toda actividad física durante 10 días.

Encontraron que el flujo sanguíneo a 8 regiones del cerebro se había reducido de forma significativa. Una de ellas el hipocampo, que juega un papel importante en el aprendizaje y la memoria. Además, esta región suele verse reducida en los pacientes con Alzheimer.

Cartones