Nuevos diputados cortarán cabezas

*El primero en la mira es el auditor Roy Rubio: Fugio

Estado - 2017/06/16

Christian Langarica / Diario Crítica.

Inhabilitado para desempeñar una función pública en dos ocasiones, entre los años 2001 y 2003, esto tras laborar en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), Roy Rubio Salazar, es el titular de la Auditoría Superior Del Estado De Nayarit (ASEN), antes Órgano Superior de Fiscalización. A partir de septiembre de este año su equipo político se quedará sin chamba, todos menos él, pues está amarrado en ese cargo y presuntamente, con el encargo de cuidarles la espalda y cerrar la puerta, sin hacer ruido, a los que se van.

Las cosas no pintan bien para Roy Rubio y es que hay candidatos a diputados ganadores, que todavía no toman protesta y ya lo tienen en la mira, pues aseguran que no garantiza un rol de imparcialidad y menos de honestidad. El candidato ganador por el distrito 8, Jorge Ortiz “Fugio”, quien barrió en las elecciones a Burroy Gómez, asegura que, en la Auditoría Superior Del Estado De Nayarit, es necesaria una depuración, comenzando por el titular:

“Es claro que hay órganos que su trabajo de auditar y no encubrir, en esta dinámica, debe de haber cambios. Es evidente que habría un conflicto de interés. La mayoría de los funcionarios del actual régimen le profesan lealtad a quien los puso. En muchos cargos en los que ha sido el Congreso quien aprueba los nombramientos, estos funcionarios han agradecido al Gobernador y lo han dicho claramente, entonces creo que suena difícil que pueda haber condiciones de equidad para que la ciudanía que demanda que se investiguen cosas, pues este personaje no es el idóneo. Los órganos deben estar presididos por personas imparciales y pareciera que en este caso no es así, no es la persona idónea”.

Según consta en el Sistema de Registro de Servidores Públicos Sancionados (RSPS), de la Secretaría de la Función Pública (SFP) federal, Rubio Salazar, flamante titular del ASEN, fue inhabilitado el 28 de junio de 2002, para que del 22 de julio de 2002 al mismo día de 2003 no ejerciera función pública alguna. Hoy es el encargado de auditar a los entes que manejan el dinero de los nayaritas. El próximo diputado, Jorge Ortiz, quien habrá de tomar protesta durante este mes de agosto, asegura que una de sus tareas habrá de ser la limpieza de todo lo que huela a complicidad con el actual equipo en el poder:

“Nosotros creemos que efectivamente el actual régimen construyó un andamiaje para cuidarse las espaldas y poder tener influencia en los poderes del estado después de septiembre de este año. Creo que hay muchas cosas que la próxima legislatura tenemos que revisar, uno es los nombramientos. Hay que revisar cada nombramiento que se hizo, porque el mandato de la gente es claro, la gente pide justicia. La vox populi dice que ha habido mucha corrupción y esta no ha sido castigada, que los órganos que deben de auditar, no lo han hecho y más bien se han dedicado a encubrir fechorías. Yo creo que ahora que ya se van, la gente se va animar a decir lo que no han dicho y hasta a aportar pruebas que tengan y no lo han hecho, definitivamente que la próxima legislatura debemos tomar decisiones y una de esas, que los actuales titulares ya no continúen”.

Además de las sospechas que hay sobre Roy Rubio y su lealtad ciega al actual régimen, el titular del ASEN, fue inhabilitado una segunda ocasión, con fecha del 30 de mayo de 2003, por el Órgano Interno de Control, que determinó que había incurrido en negligencia administrativa y fue procesado bajo el expediente RES-332/2002. En ese entonces su inhabilitación fue del 18 de junio 2003 al 18 de junio de 2004. Él es del club de los que se llaman “hermanito”.

 

Cartones