“Palo dado ni dios lo quita”, dice Toño, mientras espera su constancia de mayoría

Estado - 2017/06/19

*El virtual Gobernador fue a bolearse las botas al portal.

Armando Fránquez/Crítica.

El virtual gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría García, fue muy tranquilo a bolearse las botas al portal Vázquez de Tepic, donde saludó a las personas que pasaban por el lugar.

Sentado en la silla del bolero, aceptó contestar algunas preguntas de manera muy breve.

Dijo que se sentía contento porque “ganó Nayarit; y más que sentir una alegría propia por la alegría de todos los nayaritas, por lo que queríamos los nayaritas, de ganarle más que al PRI, ganarle a esa pandilla que tanto daño le ha hecho a Nayarit”.

Comentó que después del domingo 4 de junio ha estado conviviendo con su familia; “he estado un poco malo, reponiéndome, como me escuchas, porque ando todavía un algo mormado”.

Dijo que todavía no ha empezado a conformar su gabinete de funcionarios, porque apenas ayer el Instituto Estatal Electoral dio el fallo y que esperará que pasen los próximos cuatro días que marca la ley, por si surge alguna impugnación, y que esperará hasta el lunes o el martes para recoger su constancia de mayoría como gobernador electo.

Sobre el perfil de los integrantes de su equipo de trabajo, indicó que se va a hacer una análisis muy fino de los prospectos, pero insistió que en estos días seguirá metido en el tema poselectoral. “Así soy yo; yo voy paso a paso para tomar las mejores decisiones posibles”.

Respecto al reconteo de votos en el IEEN, apuntó: “volvimos a ganar; palo dado ni Dios lo quita…”

Agregó que es normal que después de las elecciones haya disputas en la mesa por los votos, “pero ahí está el voto de los ciudadanos reflejado en las urnas y reflejado en las actas”.

Una señora que pasaba con sus hijas que lo reconoció y lo felicitó y le dio la noticia de que la Alianza también había ganado en San Felipe Aztatán. Me saludas a Doña Martha y a tu papá”, le dijo.

Comentó que como siempre llegaba a la Plaza Principal así, sin guaruras.

“Así somos nosotros, ya nos conocen, desde mis tatarabuelos; allá en aquella esquina vivió mi abuelo Toño (señaló hacia la esquina de Amado Nervo y Veracruz). Inclusive por ahí anda todavía un bolero que boleaba a mi abuelo. Así me conoce Alejandro de toda la vida y así vamos a seguir siendo. Somos gente sencilla, de trabajo, muy cercana a la gente, por eso ganamos. Ahora el compromiso es trabajar por todas y todos los nayaritas; yo ya no veo colores, yo veo a Nayarit y quiero que a mi gente de Nayarit le vaya bien”.

Saludó a otra señora con una niña:“¿Cómo están? Cómo está mija; cómo está seño. Aquí estamos; ya ganamos. Buenas tardes. ¿Cómo están? ¿Cómo te llamas? Bueno, a echarle ganas a la escuela”.

El candidato ganador aliancista aceptó que utilizó el programa PROSA durante su campaña para atraerse votos, como ha estado declarando el gobernador Roberto Sandoval Castañeda, lo que no hizo el candidato del PRI Manuel Cota, lo que le sirvió para ganar la elección.

“Esas son las estrategias políticas, las estrategias de campaña. Yo lo utilicé porque llega a la gente que lo necesita y lo vamos a seguir utilizando en el estado”.

Finalmente, sobre si recibirá consejos o permitirá que su papá intervenga en las decisiones que tome ya como gobernador del estado, Toñito, como le dice todavía mucha gente, o el Junior, como le dicen sus adversarios, dijo que es respetable lo que diga la gente, y que esa es la democracia.

Mientras saludaba a más personas, añadió: “Yo voy a ser el gobernador de Nayarit y voy a gobernar para todos los nayaritas”.

 

Cartones