LA GUILLOTINA: OLA DE SUICIDIOS

LIC. JAVIER DURÁN

Opinión - 2017/07/12

Ahora resulta que todas las personas que encuentran muertas al interior de su domicilio, tomaron la desafortunada decisión de quitarse la vida.

En nuestra familia ya tuvimos la desgracia de ver a un tío colgar de los “brazos” de una hamaca. Manuel, decidió cobardemente dejar de luchar para poder resolver sus problemas y nunca le importó pensar en el dolor que causaría a sus seres queridos. Fue egoísta y decidió romper en mil pedazos el corazón de mi abuelita Herlinda y dejar un triste recuerdo en nuestras mentes infantiles que jamás podremos borrar.

¿Es valiente o cobarde la persona que toma la decisión de quitarse la vida para acabar con su “sufrimiento”?  Sufrimiento que a veces no es más que un regaño del padre o la madre por algo que no hizo bien, o por el simplísimo hecho de que su novi@ terminara una relación para andar con su mejor amig@.

¿Por qué hablo del suicidio? Porque en los últimos días hemos sido testigos de un número considerable de mujeres que han aparecido muertas en el interior de sus casas y en la mayoría de las ocasiones, la autoridad ha determinado que son casos de suicidio.

Los que estamos atentos a los medios de comunicación, nos hemos dado cuenta de que ha habido una serie de asesinatos que han llenado de miedo a la sociedad, ese miedo que te inmoviliza y que no permite que nos desarrollemos plenamente.

Dentro de esta ola de delincuencia que ha azotado con tremenda furia a nuestra sociedad, se han dado una decena o más de asesinatos de mujeres, lo que ha provocado la movilización de diferentes agrupaciones de la sociedad civil que reclaman de nuestras autoridades se pongan a trabajar y acaben con este ataque sistemático en contra del sexo femenino de nuestro estado.

Desde que el policía Pedro Cervantes asesinó a su pareja Adriana Molina, se puso al descubierto la fragilidad y el peligro que corren las mujeres a manos de sus propias parejas, quienes son, en la mayoría de las veces, los responsables de las lesiones y/o homicidios que estas sufren.

Pues bien, hasta hace unos días el tema de moda era precisamente este: una serie de asesinatos en contra de féminas que alertó a la sociedad, más no creemos que al gobierno, ya que en ningún momento hemos visto que manifieste algún tipo de mensaje que devuelva la paz que antes teníamos.

Varias agrupaciones civiles, viendo la pasmosa pasividad de toda la estructura gubernamental, decidieron perder el miedo y salir a las calles reclamar sus derechos y solicitar al gobernador del estado que emita una Alerta de violencia de género, misma que obligaría al “estado a tomar acciones de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en Nayarit, que es la forma más extrema de violencia (el feminicidio) contra las mujeres”.

¿Por qué el gobierno se niega a emitir esta alerta de género en Nayarit? Porque nos vendieron la idea de que somos el estado más seguro de todo el país y reconocer que algo no está bien en cuanto a la seguridad de los ciudadanos, haría quedar mal a los que nos gobiernan y eso es más inaceptable para ellos que devolverle la paz a sus gobernados.

El caso de la exitosa enfermera que fue encontrada sin vida en su casa en hace dos días en el fraccionamiento Villas del Prado en Tepic, ponen en evidencia lo que aquí estamos tratando: la sociedad no confía en sus autoridades.

En el portal donde se publicó la noticia y en donde la autoridad manifiesta que fue suicidio, la inmensa mayoría de las personas que interactúan en la misma deja de manifiesto que no creen que esta joven se haya quitado la vida, porque la conocían y porque era exitosa y alegre. La duda ahí queda y aunque quisiéramos creerles a nuestras autoridades, algo se hizo mal para que la sociedad se resista a aceptar este tipo de conclusiones.

Por eso les dejo esta pregunta para que usted la reflexione estimado lector: ¿Está de moda el suicidio o mentirle a la sociedad? Usted qué opina.

Mi correo: guillotinakora@yahoo.com.mx

Cartones