Urge dejar de prohibir matrimonio entre menores de edad: abogados

Estado - 2017/07/17

* Todos los días hay menores de 18 años afectados en su derecho a casarse o incluso, registrar un hijo legítimo.

Christian Langarica / Diario Crítica.

En Nayarit, hace poco más de un año, entró en vigor una modificación a la ley con la que se prohibía, bajo cualquier circunstancia el matrimonio de menores de edad. Los diputados de la actual legislatura, a unos días de dejar el cargo, justificaron esta prohibición asegurando que contribuiría a erradicar el matrimonio infantil en la entidad, pues establecieron un mínimo de edad para casarse a los 18 años, lo que significa que no habrá permiso alguno de padres, abuelos tutores o autoridad judicial, que valga, en otras palabras, bajo ninguna circunstancia un menor puede casarse en Nayarit. Los legisladores, dijeron, basaban su criterio en las observaciones realizadas por el Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Hoy, más de un año después de la puesta en vigor de esta restricción, el gremio de abogados en Nayarit, asegura que la aplicación de esta prohibición, resulta inconstitucional, pues vulnera los derechos a la igualdad, al desarrollo de la personalidad, a la identidad, y de acceso a la seguridad social

La abogada Margarita Silva Guzmán, es la Secretaria de Estudio y Cuenta del Tribunal Superior de Justicia y es además docente de derecho explicó que “antes del reforma, la edad mínima para contraer matrimonio era de dieciséis años. Hoy ya no es permitido el matrimonio de  menores de dieciocho años, si bien el espíritu de la reforma es proteger al menor, evitando la venta de niñas en las zonas indígenas para convertirlas en esposas o reducir el índice de embarazos a temprana edad, también es cierto que no todos los matrimonios infantiles son producto de la venta de una menor de edad. Ellos tienen  el derecho de decidir, sobre todo cuando están a punto de cumplir la mayoría de edad. A estos menores, no se les está dando esa certeza jurídica, porque incluso menores de edad adolecentes, están embarazadas y para efecto de reconocimiento de paternidad, resulta en una situación complicada”.

“Proteger los derechos de los menores de edad, es el fin principal de las reformas al Código Civil y Código de Procedimientos Civiles para el Estado de Nayarit”, así explicaron en marzo del año pasado, los diputados locales la reforma hecha en materia de matrimonio infantil. La entonces nueva disposición legal fue aprobada por unanimidad por los 30 legisladores de la Trigésima Primera Legislatura, es decir, todos los partidos políticos estuvieron de acuerdo. Por su parte, la abogada Margarita Silva Guzmán, insiste en que contraer matrimonio de manera libre y voluntaria, es un derecho humano y por ello no debería ser restringido de manera tajante. Ella propone alternativas en este sentido.

“Creo que aquí pudiéramos nosotros controlar. Cuando haya un matrimonio de menores de edad, los oficiales del registro civil podrían dar vista al agente del ministerio público o al procurador de la defensa del menor, cuando exista la sospecha de que ese matrimonio pueda ser producto de la venta de un menor de edad. Debemos de tener mucho cuidado con este tipo de reformas porque la realidad es muy diferente a  como se expone a la letra”.

En septiembre del año pasado, el Juzgado Primero de Distrito en Materia de Amparo Civil, Administrativo y de Trabajo y de Juicios Federales, aquí en el Estado de Nayarit otorgó un amparo a dos menores de edad con lo que pudieron contraer matrimonio y registrar a su hijo recién nacido ante el registro civil. El juez mostró en sus argumentos, un criterio muy similar al que describe la Secretaria de Estudio y Cuenta del Tribunal Superior de Justicia.

Cartones