¿Qué hacer si se rompe el preservativo?

Mujer y Familia - 2017/07/25

Agencias/Crítica

Que se rompa el preservativo es algo que le puede pasar a cualquier pareja. Cuando ocurre, lo normal es preocuparse por un posible embarazo no deseado o por el contagio de una Infección de Transmisión Sexual (ITS). Y es que si hay rotura, hay riesgo. "El riesgo depende de varios elementos", explica Radia Djebbar. "El riesgo no será el mismo dependiendo de la importancia de la rotura y de la presencia de esperma. Por otro lado, los riesgos son mayores durante una penetración anal".

El "estado" de la pareja también cuenta: "Las personas que tienen varias parejas sexuales, las que consumen drogas y las prostitutas forman parte de las personas consideradas de riesgo", apunta la profesional. De ahí la importancia de conocer el estado de la otra persona.


Actuar correctamente si se rompe el preservativo


Dialogar

Ya sea un rollo de una noche, una prostituta o un desconocido, es importante saber más sobre su comportamiento para evaluar los riesgos de contagio. "Lo primero que hay que hacer es conocer el estado de la otra persona", advierte Radia Djebbar. "Y un simple «no tienes nada, ¿no?» no será suficiente. Debemos preguntarle si alguna vez se ha hecho una prueba de detección y , si es así, a cuándo se remonta, si ha tenido comportamientos de riesgo (prostitución, drogas, relaciones no protegidas…),etc.". Preguntas que pueden resultar incómodas pero que son esenciales si queremos evitar riesgos.

Soy seropositivo

¿Eres seropositivo y no le has dicho nada a tu pareja? Aunque no quieras revelarle tu enfermedad, es importante que insistas en que vaya a urgencias y pida la profilaxis post-exposición (PPE). Intenta que se someta a una prueba de detección.


Lavarse… con moderación

El primer reflejo en una situación de este tipo es limpiarse para evitar cualquier contagio. ¡Cuidado!, este gesto podría ser contraproducente. De hecho, como explica Radia Djebbar "al lavarse y frotarse la zona se corre el riesgo de dañar la mucosa, lo que favorece el contagio". Hay que enjuagarse solamente con agua y sin frotar.


Acudir a urgencias

Si tenéis la menor duda, no corráis ningún riesgo: id a urgencias. El personal sanitario llevará a cabo una primera prueba para conocer tu estado en ese momento (pero no podrá saber si te has contagiado concretamente durante ese encuentro sexual). El tratamiento será diferente según la enfermedad.

Para el VIH

Para eliminar el virus del VIH del organismo existe la Profilaxis Post-Exposición (PPE). Se trata de un tratamiento antirretroviral (suele ser terapia triple) que de administra a personas sin VIH que acaban de tener una exposición de alto riesgo al virus, durante cuatro semanas1. "Durante este periodo de tratamiento, se fijará una cita para reevaluar el nivel de riesgo". Se realizará una nueva prueba de detección al cabo de esas 4 semanas y otra de vigilancia a los 3 meses. "Solo en ese momento se sabrá con certeza si la persona se ha contagiado o no", asegura Radia Djebbar.

Cuidado, la PPE debería ser administrada como mucho a las 48 horas de haber mantenido relaciones sexuales de riesgo. "Cuanto antes se administre el tratamiento, mayores serán las probabilidades de éxito. Lo ideal es tomarlo a las 4 horas." Pasado el plazo de las 48 horas, será demasiado tarde. La única alternativa serán las pruebas de detección: una primera prueba durante la visita a urgencias, otra a los 15 días, al cabo de 1 mes y una última a las 6 semanas. Si es así, el plazo será más corto, porque en caso de haber tomado la PPE siempre hay un riesgo de "que el tratamiento retrase la aparición del virus en el organismo", aclara la profesional.

La Profilaxis Post-Exposición solo es válida para el VIH. Otras enfermedades de transmisión sexual como la hepatitis B o la hepatitis C también deberían ser controladas.

Para la hepatitis B y otras ITS

"Si el preservativo se ha roto durante una penetración vaginal, se le preguntará a la paciente si ha sido vacunada contra la hepatitis B. Si es así, está protegida. En caso contrario, la vacuna puede serle administrada hasta una semana después de haber mantenido relaciones sexuales. También habrá que vigilar los riesgos de sífilis, gonorrea y clamidia."

En caso de penetración anal, habrá que comprobar también la presencia o no de hepatitis C. "Se trata de una enfermedad que se transmite por la sangre, y durante las relacionales anales o bruscas puede haber lesiones. Para este riesgo, en cambio, no existen ni vacunas ni tratamientos como la PPE".

¿Qué pasa con el riesgo de embarazo?

Cuando se rompe el preservativo, y si no se han tomado otros anticonceptivos, puede existir riesgo de embarazo no deseado. En ese caso, bastará con tomar la "píldora del día después" (Norlevo® o Postinor®), disponible en farmacia y sin receta. Cuidado, aunque Norlevo® y Postinor® se puedan tomar hasta 3 días después de haber mantenido relaciones sexuales de riesgo, cuanto antes las tomemos, menos probabilidades habrá de un embarazo no deseado. Consulta a tu médico o farmacéutico.

Cuando se rompe el preservativo, existen soluciones de urgencia para reducir los riesgos de IST y/o de embarazo. Por eso, es importante actuar lo antes posible.

Cartones