Por caprichos, en riesgo ruptura de la Alianza

Por Mario Luna

Opinión - 2017/08/04

No es nada fácil entender que a estas alturas que han pasado las elecciones, que se tienen resultados, que se tienen a los ganadores bien definidos y aprobados por el Instituto Estatal Electoral, y por consiguiente ya son diputados, alcaldes, regidores, síndicos o mismo gobernador, ahora resulta que todos estos esfuerzos que se hicieron porque la alianza primeramente se consolidara y fuera, hoy por caprichos de quienes no la jugaron constitucionalmente, sean quienes estén impulsando y fomentando esa ruptura de alianza de gobierno, olvidándose por completo que el rival a vencer es el PRI por lo que se requieren de todas las fuerzas y sobre todo de la unidad.

La alianza electoral ya terminó, cumplió con su objetivo de aglutinar las fuerzas de oposición diversas, se triunfó, por lo que ahora el siguiente paso es el de consolidar y llevar a cabo la alianza de gobierno, ya que solo así pudieran estar aspirando a volver a ganar en las elecciones no solo del 2018, sino del 2021.

Aunado, claro está, al trabajo en beneficio del pueblo, atendiendo los reclamos sociales, pero con peleas, ambiciones y caprichitos personales o de pequeños grupitos, sencillamente esta alianza está destinada a su muerte de manera prematura, porque todavía no entran en funciones y ya la están exterminando, por lo que debe haber orden y aplacar ambiciones personales de quienes sean y ser conscientes que el rival es PRI, por el escenario político que ha cambiado cuando el Tribunal les ha quitado a dos diputados al PAN, pero que sin duda alguna una diputación la recuperarán en el fallo de la Suprema Corte, ya que el tribunal se excedió al quitarles dos diputados, por ello ahora más que nunca deberán estar unidos.

Lo grave está en que aquellos que perdieron la oportunidad de ser candidatos en esta recién pasada contienda electoral y que la perdieron, sencillamente porque se fueron al cobijo de un partido contrario al suyo, al grado de que abanderaban más las acciones de ese partido contrario que el propio, hoy lo siguen volviendo hacer, es decir no han aprendido la lección.

El PRD quiere imponerle al PAN a su coordinador y al mismo tiempo a quien sería el presidente de la Gran Comisión de Gobierno, es decir al líder parlamentario.

La amenaza ya está sobre la mesa, si Polo Domínguez no es el líder del congreso y coordinador de la bancada panista, sencillamente está latente que deje las filas del PAN, para irse a engrosar las del PRD y con ello, poder aparentemente garantizar su aspiración a ser en el 2021, el candidato a gobernador; en su salida se menciona que se estaría llevando al ex alcalde de Xalisco, Heriberto Castañeda y a la misma Romina, con ello indudablemente pretenden desestabilizar al PAN y hacer que le cumplan esos caprichitos, con estos cambios quien compite el liderazgo del Congreso es el PRI y por lo tanto deberán de estar unidos perredistas, panistas, petistas, de lo contrario, todo esfuerzo del gobierno aliancista no pasará en el congreso, los priistas las rechazarán, no aprobaran ninguna iniciativa y será solo un gobierno efímero.

Al PRD, solo hay que recordarle que en este proceso su fuerza desapareció, y ahora de ser quien obtuvo menor votación quiere imponerse a quien obtuvo la mayor votación, esperemos para bien de esta alianza, que haya reflexiones y perdure la concordia, pero también que la dirigencia del PAN vaya aceptando que le pudieran brincar algunos de su legisladores a otros partidos y que las traiciones de los propios estarán a la vista permanente y de manera transparente, por lo que  el coordinador del PAN, deberá ser la persona leal y de plenas convicciones.

 

Cartones