PALESTRA

Por Gilberto Cervantes Rivera, poeta de Cucharas

Opinión - 2017/08/09


No hay mal que dure cien años ni pueblo que lo aguante. Pancho Villa, el revolucionario prístino por excelencia, por fin es reconocido públicamente en su tierra natal, Durango, donde hoy lo catalogan como un héroe nacional. Proscritos durante su tiempo,  Villa, igual que EL Che Guevara en Argentina, es ejemplo a seguir para las generaciones presentes, mismas que no los conocían hasta que llegaron al poder político, servidores públicos con principios revolucionarios, los cuales decidieron hacer justicia a quien lo merece. Pancho Villa, cuyo nombre de pila era Doroteo Arango Arambula,  hizo hasta lo imposible por conocer a su padre biológico, siendo arrastrado  por la historia, cuando herido en su orgullo de hermano, mató a balazos al hacendado que violó a su hermana; huyendo de la justicia, en la sierra conoció a Pancho Villa, legendario gavillero que le heredó el mando, luego de haber caído bajo las balas del gobierno. Tras ser rescatado herido, a sangre y fuego por el joven Doroteo, este comenzó su carrera de bandido, repartiendo el botín obtenido por Villa, concitando fuerte disputa con uno de los integrantes de la banda, mismo que mostró desacuerdo con Doroteo, al observar que se estaba quedando con muchas más monedas que los otros; Doroteo saca la pistola y dispara en contra del quejoso, quedándose con su parte y ganándose por medio del miedo el respeto de la gavilla.  Tiempo después escucha los clamores de la revolución que encabezaba Panchito Madero, espiritista igual que él, a quien se une sin pensarlo demasiado, logrando ganar batallas importantes pero sin poder salvar la vida de Panchito, el cual fue fusilado por Huerta, junto con Pino Suárez. Comenzando después una sangrienta disputa en donde Villa obtiene victorias militares también contra las tropas gringas en Columbus, convirtiéndose así en el enemigo público número del gobierno norteamericano y de las fuerzas oscuras del imperio, quienes obraron para que Pancho se acogiera al perdón y ya retirado del ejercicio revolucionario en su hacienda de Canutillo, fuera pasto de una traición que le costó la cabeza, la cual se llevaron a Estados Unidos para atrapar su espíritu con trabajos de magia negra. Los españoles hicieron lo propio con el cráneo del hueytlatoani, Francisco Nayarit, y aunque los indígenas de Jesús María, creen que su antepasado es el que se exhibe dentro de un nicho desde la administración municipal de Manuel Rivera Taizán, probablemente no sea  el Naye de los tiempos de la colonia y de igual manera esté atrapado por hechiceros ibéricos para someter al pueblo mexicano con las malas artes; como dice el licenciado Víctor Cervantes, la magia negra existe y hay fundadas razones para temerle a sus efectos negativos. Verdad o no, en Nayarit no podemos levantar cabeza desde que inició la contaminación de los ríos Lerma Santiago y Mololoa; la corrupción los invade y creo que por ello nos seguirá yendo mal si dejamos para mañana, la limpieza de ambos cuerpos de agua que vierten al mar sus tóxicos desechos. El único que se atreve a disertar a título de suficiencia sobre dicho tema, es el ingeniero Amado Rubio, el cual se propuso llegar al puesto de alcalde tepicense por la vía independiente y lo único que obtuvo fue una multa de nueve mil pesos por parte del INE. Amado conoce que le duele al Río Mololoa y las soluciones para descontaminarlo, pero no lo ponen donde se pueden hacer las cosas, a pesar de que recientemente concursó para el puesto de director general de CONAGUA, a la cual llegan recomendados y gente que nada sabe del asunto.  Como los gobiernos fallidos y es el de Roberto Sandoval uno de ellos, régimen que no pudo concluir el Mercado Morelos, el Parque Lineal, no sacó las vías del tren ni el Cefereso número cuatro de El Rincón, tampoco terminó los canales Centenario, la Ciudad de Gobierno quedó en sueño de igual forma,  también el Hospital de la Mujer, las oficinas de los juicios orales en materia federal, el Albergue para los Periodistas y las casas que quedó de hacernos en la colonia del PRI, entre otros proyectos, como el Puerto Nayarit, publicitado hasta el cansancio pero jamás iniciado y para que vean que prometer no empobrece, la Catedral de Tepic seguirá esperando una manita de gato prometida por el gobernador de la gente. Pero obras importantes terminadas, ninguna; en que se invirtieron las cifras millonarias?. Que alguien me explique!...PALESTRAZO: le hicieron justicia al licenciado Enrique Díaz en el PRI; lo publiqué antes de iniciar la campaña de Cota que él sería presidente estatal del tricolor y se burlaron de mí; a partir de la presente semana, despacha en las oficinas que ocupaba Juan ramón Cervantes Gómez; llega pura gente de Cota a las delegaciones federales y sin lugar a dudas, los tres candidatos del PRI a diputados federales saldrán de su cuadra, igual que los dos senadores de mayoría y el plurinominal; a veces perdiendo se gana , y para los que creyeron que gobernarían hasta el último minuto, la realidad es diametralmente opuesta.

Cartones