TORRE EIFFEL

POR: MIGUEL ÁNGEL LABASTIDA

Opinión - 2017/08/10

PERDIMOS la gubernatura y 15 de las 20 alcaldías en las pasadas elecciones, porque, en mi partido, el PRI, existen una bola de rateros. Todos, y todas, así son... Lo anterior fue manifestado en días pasados, por el ex diputado local, porro universitario y eterno aviador de la UAN, Julio Mondragón Peña. Un tipo de armas tomar. Pero, se justifica. Precisa que los bandidos no solo existen en su querido partido, el PRI, sino en todos los demás… ¡Ah, bueno! Tienes mucha razón, Julio. Muchísima. En tu partido, el PRI, todos son una bola de ratas. Desde un simple lidercillo de colonias, hasta el mismísimo pedorro Presidente de la República. Y en cuanto a tu justificación de que no solamente tus correligionarios son bandidos, también tienes razón. Muchísima. Pero, no estás descubriendo el hilo negro. Tus afirmaciones, en el sentido de que toda la fauna política, de todos los partidos, habidos y por haber, son  corruptos, eso lo sabemos desde tiempos inmemoriales. Hasta los niños de 4 años lo saben.  Y, lo peor de todo, es que se cubren entre sí mismos. Y peor aún, es que compiten, entre ustedes mismos, a ver quién es más rata. Para el común denominador de la gente, todos los políticos, hombres y mujeres por igual, son un@s hij@s de su chingada madre bandid@s. Lo mismo son ratas los cultos, los ríspidos, los perfumados, etcétera, etcétera. ¡Jajajajajajajajajajajajaja… Viva la Robolución Mexicana, Cabrones!
Pero, después de todo, no todo está perdido en Tel Aviv.

¡CIENFUEGOS; DÉSPOTA Y  PREPOTENTE!
PUES con la novedad de que el déspota, engreído, soberbio, prepotente, inútil y güevón del Juan Manuel Cienfuegos, jefe de la Oficina de Fiscales del Supremo Gobierno en la Municipalidad de Tepic, pretende obligar a una respetable señora, de 68 años, a que atienda una carreta en donde vende dulces en un punto ya establecido, en donde se planta, desde las 7 de la mañana hasta las 9 de la noche. El argumento del Cienfuegos, es que esta Señora de la tercera edad, es la propietaria de ese punto de venta, y, según él (Cienfuegos) nadie debe de atender el negocito, porque, la señora es la dueña del permiso, lo que, según él, solamente ella lo puede atender, no sus hijos. Estás mal. Esta acción del soberbio y prepotente funcionario, es similar a la que mantenía el Supremo Gobierno Federal, en lo relacionado al cobro de las pensiones, en que obligaba a los beneficiarios a presentarse en las oficinas cada mes, aun cuando estuvieran conectados a un respirador artificial, o bien, parapléjicos, o que de plano no pudieran ni siquiera caminar, o contar con alguien que los llevara a cobrar, con toda la pena, y lástima que diera a la gente normal. El punto en donde la señora de la tercera edad pone su carretita, está en un lugar céntrico desde hace muchos años. Pero, el inhumano funcionario, pretende obligar a la señora a que sea ella, y nadie más que ella, la que lo atienda las 14 horas del día... ¿Acaso, obligas al dueño del permiso para instalar una cantina a que sea él, y nadie más que él, el que lo atienda? O a los dueños de las funerarias, ¿los obligas que a sean ellos, exclusivamente ellos, quienes atiendan el negocio?... ¡Dios Salve a la Reina… No llores por Mí, Argentina!!
(Facebook: Miguel Ángel Labastida) (Celular: 311 179 50 01)

Cartones