MAGISTRAL: El Nuevo Modelo Educativo: un reto para los maestros “tradicionales” (X)

Lic. Roberto Guardado Jiménez

Opinión - 2017/08/11

 La Inversión del Estado en la Educación y la Excelencia Académica (1/2)

Cuando se habla de países con excelencia educativa, existen varias clasificaciones. En este artículo tenemos como referencia la del Foro Económico Mundial. Cada una de los siguientes enfoca su  inversión, sistema,  tecnología e infraestructura educativa atendiendo a las necesidades y perspectivas para el desarrollo nacional.  En algunos,la educación es totalmente ajena a la situación política. Los mejores ejemplos son los siguientes:

1.- Singapur, educación sumamente exigente con enfoque en matemáticas y en ciencias; 2.- Finlandia. Los maestros tienen maestrías, son seleccionados entre el 10% de los mejores aspirantes, el enfoque educativo está basado en matemáticas y ciencias. 3.- Holanda, educación universal obligatoria con enfoque en lograr licenciaturas en toda la población menor de 35 años, en todas las áreas. 4.- Suiza, con inversión pública suficiente para alcanzar el máximo nivel educativo sin importar la edad. 5.- Bélgica. La inversión pública se enfoca a pagar los mejores sueldos a los maestros de cualquier nivel y el ciudadano que alcanza niveles educativos superiores tiene empleo asegurado con excelentes sueldos. 6.- Dinamarca. Los mejores sueldos para los maestros y un presupuesto nacional orientado a la educación basada en multiniveles. 7.-Noruega destina altos porcentajes de su PIB a la educación en todos los estratos y áreas profesionales. 8.-Estados Unidos. La educación no depende del todo del Estado, pero sus excelentes universidades con altos costos becan a los estudiantes de mejor nivel, sin importar área de desempeño. 9.- Australia. Invierte grandes cantidades en el desarrollo educativo a partir de los tres años del alumno, con los mejores sueldos para sus maestros. 10.- Nueva Zelanda con altas inversiones en lo educativo enfocado a la innovación y a la educación en línea.

No vamos a citar cuánto se les paga a los maestros mexicanos o la inversión  que el Estado mexicano dedica realmente a la educación pública comparada con los altos sueldos, prebendas, tecnología, seguridad y extras de los funcionarios públicos y las asignaciones presupuestarias a los partidos políticos y al sistema electoral, pero en México es una realidad que se tiene un enfoque más declarativo y lleno de propósitos  que efectivo y realista al momento de dedicar recursos a la educación. Todo lo que se diga en los documentos oficiales de la Reforma Educativa debe respaldarse con una inversión adecuada de acuerdo a los objetivos.

¿Cómo se va a aspirar a una educación de excelencia si el sistema de la política mexicana se lleva gran parte de los recursos necesarios para el sector educativo? Hay miles de diputados estatales y federales improductivos y senadores de todo el país que no justifican los altos ingresos que perciben y/o simplemente no hacen nada por nuestra nación. ¿Cómo exigir a los maestros con bajos sueldos que se entreguen a su vocación verdadera en tiempo completo? ¿Cómo no indignarse si las escuelas en muchas comunidades son cabañas inadecuadas para el propósito comparadas con las casonas de los ricos políticos?

La educación de excelencia requiere grandes inversiones en todos los componentes del sistema educativo nacional. Los mejores sueldos para los mejores maestros, las escuelas totalmente transformadas en espacios educativos de primer nivel con tecnología de punta. Enfoque humanista, desarrollo integral, autonomía curricular, formación académica para el profesional docente son simplemente términos ideales, porque la tajada más grande se la reparten “las mafias del poder”, dijera el eterno aspirante a lo mismo. Las necesidades y contextos específicos quedan al margen.

Es muy fácil publicar desde el escritorio una página web para declarar una educación para el desarrollo del ser mexicano con una integración formativa de todos los niveles hasta el bachillerato, propiciando las habilidades socio emocionales, otorgando a las escuelas autonomía curricular, adaptando los contenidos al estudiante y al medio local con el objetivo de formación académica, el desarrollo personal y social de los alumnos. Se siente bonito. Efectivamente se percibe algo ideal. Sin embargo, el Estado mexicano está más orientado a la grilla y al despilfarro que hace de los recursos públicos la clase política que cambiar el deteriorado tejido familiar y social a través de la educación… (continuará).

Cartones