Por tapar cocheras, sucios y groseros, ya no quieren colonos a tiaguistas

Estado - 2017/08/11

* Tianguistas se defienden, sus argumentos son que quienes tiran basura son los propios vecinos y que la calle es pública.

Christian Langarica / Diario Crítica

El tianguis es parte del comercio mexicano y se ha vuelto una tradición en nuestro país.  Su origen se remonta a la época prehispánica, es decir antes de la llegada de los españoles a México y a lo largo de los siglos, ha ido evolucionando, al grado de que actualmente es asociado en el colectivo social, con artículos usados, robados, de poca calidad o piratas, aunque esto no siempre es así.

En Tepic, esta tradición también tiene arraigo. Algunos de los tianguis más populares, son el de la colonia 2 de Agosto, la colonia Tierra y Libertad, Los Sauces y en los últimos años, el de La Cantera, aunque no son los únicos, sí son los más visitados, y estos, además de decenas más, ubicados en otras zonas de la ciudad, tienen un común denominador: los comerciantes y los habitantes de las colonias donde se instalan, viven enfrentados por sus posturas e intereses.

La señora Rosa relata que ella tiene la mala suerte de que su cochera no pueda ser utilizada los días jueves, que es cuando el tianguis se instala justo en su calle y uno de sus puestos queda exactamente afuera de su casa.

“Imagínese la molestia. Aquí hay vecinos que ya se acostumbraron y a lo mejor te acostumbras, pero no te resignas. Yo dejo mi carro allá en la otra cuadra los miércoles por la noche, porque si lo dejó aquí en mi cochera, hoy no lo puedo sacar y no es justo. Una vez uno de los vecinos pidió de favor a los tianguistas, para que le dejaran sacar su carro porque tenía un enfermo, pues nada, no pudo sacar su vehículo y tuvo que cargarla ¿Le parece justo eso?”.

Además de la momentánea expropiación de la calle hecha por los tianguistas cada semana, los colonos enfrentan otro problema: la basura que comerciantes y clientes les dejan puntualmente.

“Son cínicos. Yo le digo a mi mamá que, si así trabajan, así viven. Mire, la que vende jugos, te deja todo el montón de sobras de naranja, la que vende tortas, servilletas, y así le podemos seguir. Ahora, no crea que eso nada más pasa aquí, en todos los tianguis de la ciudad es lo mismo; a estas personas no les importa, son muy irresponsables y la autoridad parece que está pintada. Deberían obligarlos a recoger su basura junto con sus puestos y órale, a llevarse la basurita que ellos generan, no es justo que nos la dejen aquí”.

Francisco Valle Miramontes, es dirigente del comercio en pequeño y él agrupa a varios tianguis en su organización adherida a la CNOP. En entrevista para Diario Crítica, él asegura que la situación no es como la relatan los vecinos y que muchas veces exageran, otras, incluso, dice el líder de tianguistas, mienten, pues la basura la tiran ellos mismos y no sus agremiados, a quienes solo buscan inculpar. Al día de hoy, los brotes de violencia y encontronazo entre tianguistas y colonos, ya se hicieron presentes en las colonias 2 de Agosto y Tierra Libertad, sin que la situación haya pasado a mayores. Aunque muchos dicen que esto es solo cuestión de tiempo ante la indiferencia de la autoridad por mediar entre ambos bandos.

 

Cartones