Solo un tercio de los estadounidenses usaría condón

Mujer y Familia - 2017/08/16

Agencias/Crítica.

¿Sabías que, tan solo en Estados Unidos, cada año se diagnostican aproximadamente 20 millones de casos nuevos de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)? Pese a las cifras, hay un dato que resulta aún más alarmante: solo un tercio de los hombres de aquel país usaría condón.

Estas infecciones incluyen el virus del papiloma humano (VPH), la gonorrea, la clamidia, la sífilis, la hepatitis y el VIH. Los datos fueron dados a conocer por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), y retomados por el portal médico HealthDay.

Cada año se diagnostican cerca de 20 millones de casos nuevos de ETS. Foto:

Para Casey Copen, autora del informe e integrante del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC, el uso de preservativos es un problema de salud pública.

“Las ETS pueden provocar consecuencias a largo plazo, como la esterilidad. Los preservativos, cuando se usan de forma consistente y correcta, ayudan a prevenir el embarazo y reducen el riesgo de VIH y otras enfermedades”, señaló en declaraciones retomadas por HealthDay.

Para el informe, se analizaron datos sobre el uso del preservativo entre personas de 15 a 44 años, en la Encuesta Nacional de Crecimiento Familiar de 2011-2015. Los hallazgos se compararon con las encuestas de 2002 y de 2006 a 2010. Después, se entrevistó a un total de 11 mil 300 mujeres y a más de 9 mil 300 hombres.

Las posibles razones

A decir de Copen, usar o no un preservativo dependería de diversos factores, que van desde el deseo de una mujer por quedar embarazada, hasta la experiencia en el uso de los métodos anticonceptivos, o incluso la relación de pareja.

“Las personas que afirman que tienen citas casuales usan más preservativos que quienes dicen que están cohabitando o comprometidas”, agregó.

Al aespecto también habló la doctora Jill Rabin, quien es jefa conjunta de la División de Atención Ambulatoria en los Programas de Salud de las Mujeres de Northwell Health, en New Hyde Park, Nueva York.

“El sexo puede ser maravilloso, pero no conozco ningún clímax que merezca la pena si luego se sufre el dolor de cabeza de un embarazo no deseado”, dijo, según retomó HealthDay.

Lo mismo ocurriría en la prevención de enfermedades. “Con frecuencia, las personas no saben que tienen una ETS hasta que es demasiado tarde y son estériles o han enfermado. Comprendo la naturaleza humana, pero hay que hacerse responsable y pensar por adelantado”, agregó.

Cartones