Tu mascota puede afectar al medio ambiente

Mujer y Familia - 2017/09/08

Agencias/Crítica

Si eres un feliz dueño de una mascota, seguramente no reparas en consentirla dándole de comer las mejores croquetas que puedas encontrar en el supermercado. Lamentablemente, sin saberlo podrías estar afectando terriblemente al medio ambiente.
Menú contaminante

Mucha gente ha decidido comer menos carne para reducir el efecto ambiental que causa su producción. Sin embargo, te sorprenderá saber que el alimento para mascotas que tiene carne y derivados de animales como ingredientes, también podría estar contribuyendo a acelerar el cambio climático, de acuerdo con un estudio publicado en agosto de 2017 en la revista científica PLOS One.

Al parecer, los derivados de animales que se usan para hacer las croquetas y demás comidas que consumen los habitantes más peludos del hogar tendrían consecuencias importantes en el medio ambiente. Para que te des una idea, fabricar estos productos para mascotas generarían unos 64 millones de toneladas de dióxido de carbono al año, que tendrían el mismo impacto climático que 13.6 millones de automóviles conduciendo durante un año, reportó la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, por sus siglas en inglés).

Para llegar a estos resultados, el profesor de geografía de la UCLA Gregory Okin, analizó los datos de una encuesta realizada a personas que, entre todas, eran dueñas de 77.8 millones de perros y de 85.6 millones de gatos. El investigador se enfocó en los alimentos secos para animales, ya que serían los que se suelen comprar más, según reportó el portal de actualidad Mic.

Analizando los ingredientes de estos productos, Okin vio que alrededor de un tercio de la energía de los alimentos para perros y gatos provenían de derivados de animales, como carne, grasas y huevos. Además, calculando el consumo de estos productos, se descubrió que el ganado usado para hacer comida para perros y gatos necesitaría casi un tercio del uso de agua y tierra que se requiere para las reses utilizadas para consumo humano.

Peligro latente

“Me gustan los perros y los gatos, y definitivamente no estoy recomendando que la gente se deshaga de sus mascotas o los alimente con una dieta vegetariana, lo que no sería sano. Pero creo que debemos considerar todos los impactos que tienen las mascotas para poder tener una conversación honesta sobre (este problema)”, comentó Gregory Okin al sitio de la UCLA.

De acuerdo con la investigación, alimentar a los más de 163 millones de perros y gatos que hay en EEUU representaría hasta un 30% del impacto ambiental total del consumo de carne, según la revista de actualidad Time.

Esto quiere decir que, si todos estos perros y gatos vivieran juntos en un país, ¡serían la quinta nación con el mayor consumo de carne en el mundo!

Algunas soluciones

Para aminorar el problema, Okin recomienda cambiar la alimentación de nuestras queridas mascotas, quitando de su menú la carne y sustituyéndola con una sustancia conocida como limo rosa o pink slime, que también sería nutritiva. Otra recomendación sería considerar tener mascotas que son vegetarianas por naturaleza, como pájaros, reptiles o roedores, según Mic.

Cartones