¿Cómo afectan las tecnologías a nuestra relación de pareja?

Mujer y Familia - 2017/09/20

Agencias/Crítica

Internet: más posibilidades para ligar

Internet ha cambiado nuestras vidas hasta el punto de cambiar los primeros pasos de muchas relaciones. Y es que la forma de ligar es completamente distinta a la de hace unos años, hasta el punto de que muchas de las parejas establecidas en los últimos 5 años se han conocido en Internet.

Hace aproximadamente 10 años también existían muchas páginas de contactos en la red, pero el uso social de Internet no estaba tan extendido y las parejas que se conocían por ese medio muchas veces no lo contaban, se avergonzaban de ello como si el haber utilizado el ordenador para encontrar pareja quitase importancia a la relación o fuese algo que solo las personas particularmente asociales podían hacer.

Actualmente es algo normal, se admite con naturalidad y, de hecho, es la forma más habitual de buscar pareja. La ventaja es que podemos exponer con sinceridad qué es lo que buscamos exactamente en otra persona y qué podemos ofrecer. También podemos seleccionar con quién queremos hablar, y con quién queremos ir un paso más allá y conocernos en la vida real tras intercambiar varias conversaciones. Por otro lado, muchas personas lo ven algo superficial, creen que de esa forma damos importancia a lo que vemos (la foto) o a lo que nos cuentan. Algo que por supuesto,  conlleva una desventaja y es que existe la  posibilidad de que nos mientan.

El caso es que Internet ha abierto las puertas a que conozcamos a gente de todo el mundo.  Encontrar pareja ya no está limitado a nuestra ciudad o a nuestras redes habituales, sino que ahora mismo podemos hablar con alguien en el otro lado del globo con quién compartamos intereses. No hay límites de distancia, tiempo, horarios, etc.


Facilidades para ser infiel

Y es tan fácil encontrar pareja como alguien con quién ser infiel, ya que se pueden utilizar exactamente los mismos medios para conocer a alguien fuera de la relación. Además, la red ofrece páginas con ese objetivo específico, en las que incluso se proporcionan coartadas como facturas de hotel y viajes para aportar a la pareja.

No todo es tan sencillo porque si encontrar amante está al alcance de la mano también lo está el pillarlo. Estamos expuestos de mil formas y localizables en todo momento, de hecho la forma más habitual de enterarse de una infidelidad es a través del móvil de la pareja, seguida del uso de las redes sociales.

Las redes sociales son la pesadilla del celoso que observa desde su pantalla como su pareja se relaciona con otras personas, ¿Quién es ese hombre que no conozco y parece gustarle tanto las fotos de mi chica? Situaciones como estas se dan a diario y son pruebas de fuego para las parejas y los celos.


Ventajas para las relaciones a distancia

La comunicación en la pareja obviamente también ha cambiado. Actualmente podemos hablar con él/ella en cualquier momento, con un simple mensaje o a través de las redes sociales. Tenemos 20 veces más contacto con nuestra pareja a lo largo del día de la que podían tener nuestros padres, y las opciones son infinitas. De hecho nos parece lo normal y si no supiésemos nada del otro en varias horas… ¡hasta nos preocuparíamos! Ahora mismo parece imposible desaparecer.

Las relaciones a distancia, aunque siguen siendo complicadas, son más fáciles que nunca. Podemos ver la cara de nuestra pareja en una videoconferencia sin ningún problema, desde casi cualquier parte del mundo y si la señal es mala lo sustituiremos por mensajería instantánea o e-mail, ¡no hay excusa!

Pero el problema está en cuando compartimos la misma habitación, “tan cerca y tal lejos” como se suele decir. Podemos pasar horas a centímetros de nuestro amado y no dirigirle una mirada, solo estamos absortos en la pantalla de nuestro móvil u ordenador. A veces nos tenemos que plantear dejar todos los dispositivos en la puerta, al menos durante unas horas para poder escuchar lo que nos dice nuestra pareja.

Cartones