Siguen muriendo los policías municipales ancianos en la pobreza

* A los agentes viejos, ya jubilados, el ayuntamiento se niega a atenderlos.
* Han muerto siete, quedan 64 vivos y piden atención a su problema.

Policiaca - 2017/09/28

Christian Langarica /CDN

En Tepic, como en el resto del país, la policía municipal es la primera que tiene el contacto con el ciudadano y la fuerza que se encarga de la prevención del delito en las colonias e incluso de la captura de presuntos delincuentes. Tras más de treinta años de realizar ininterrumpidamente este trabajo, solo quedan 64 agentes jubilados con vida peleando por sus derechos, siete murieron en los últimos dos meses, siendo testigos de cómo el ayuntamiento les retiró sus prestaciones y los dejó abandonados a su suerte.

J. Merced Mares, es el presidente de la asociación” Compañeros por Siempre” de agentes jubilados de la Policía Municipal de Tepic, él en entrevista para diversos medios de comunicación, aseguró que fueron una vez más a buscar al alcalde de Tepic o a los regidores, a ver quién se digna atenderlos, pues su asunto es urgente:

“Tenemos varios problemas, pero ahorita el que más nos duele es que se nos están muriendo nuestros compañeros en la absoluta pobreza, son puros de la tercera edad y no tenemos ningún apoyo del ayuntamiento para nada. No nos han subido el sueldo, ni nos han devuelto nuestras prestaciones, el puro sueldito y vámonos. Ahorita van siete que ya fallecieron, el último fue el día 19 de este mes”.

Cuando un policía municipal jubilado muere, sus hijos y viudas, deben costear el funeral, pues desde hace tiempo sus prestaciones fueron canceladas de golpe. Antes tenían derecho a un velorio pagado por el ayuntamiento.

“Las viudas de nuestros compañeros, sus familiares quedaron endrogadísimos con el funeral. Nosotros teníamos el seguir de vida, el funeral y los gastos funerarios pues. Hoy las pobres señoras de la tercera edad, viudas, están desesperadas porque ya tiene mucho que nos retiraron todo eso, como dos trienios o tres. Nosotros íbamos a la funeraria Ramírez y nos atendían, ya se terminó eso, nos dejaron solos a morir en la pobreza, a nuestra suerte y somos 64 los que quedamos vivos, más los que se jubilan en estos días”.

Ni Roberto Sandoval, ni el incompetente Hpéctor Goznzlez Curiel, ni Leopllod Domonguez, David Guerrero y ahora Javier Castellón, les han explicado a los policías municipales jubilados, la razón de haberle cancelado sus prestaciones, simplemente se niegan a atenderlos, aseguran:

“No nos dicen nada, ni nos atienden, no nos reciben. Nos tiraron como trapos viejos, como si no sirviéramos para nada. Se olvidan ellos que nosotros ya le servimos al pueblo durante más de treinta años de servicio. Nosotros sólo vemos que alcaldes se van y vienen, pero con nosotros nada cambia, seguimos fregados y cada vez estamos peor. No tenemos ningún beneficio en comparación con los burócratas”.

Es tan complicada su situación, que a principios de este año, los policías pensionados y jubilados de la Secretaría de Seguridad Pública de Tepic, se reunieron en el edificio de la presidencia municipal para exigir el cumplimiento de pago de la segunda parte de su aguinaldo.

Cartones