PALESTRA

Por Gilberto Cervantes Rivera, poeta de Cucharas

Opinión - 2017/10/03

En la quincena pasada, los empleados de confianza robertistas pensaron que cobrarían las jugosas compensaciones que les autorizó antes de marcharse el prófugo Roberto Sandoval Castañeda. Peladón que se dieron y lo peor, empiezan los despidos. Lo mismo que les hizo Sandoval a la herencia que dejó el Ney, todo igualito; nada más que ahora mucha gente pensaba que no pasaría nada porque supuestamente Toñito le debe la gubernatura al que anda huyendo. Pero ya se ve que todo eso es tan falso como los mil 200 permisos de taxis que autorizó también antes de irse al exilio voluntario quien se autoproclamara gobernador de la gente, pero de Veitia, de Mundito, del Gianni, etcétera, etcétera. La ilegal tarifa de ocho pesos parejo al transporte colectivo, fue echada abajo ayer por instrucciones que le dio Toñito a Juan Guerrero; este se reunió con la gente del Fugio y tras escuchar los incontables lamentos de los usuarios, tomaron la decisión de regresar a la vieja tarifa de seis pesos. Muchísimos usuarios simplemente pagan la tarifa que es, arriesgándose a que los circuiteros y combiseros, les digan una grosería o los bajen, pero ya la gente se enseñó a defenderse y le vale madre que ladren los perros. Mi reconocimiento para Toñito pues alguna vez pensé que acuacharía este robo en despoblado. Y volviendo al tema de los sindicalistas que se forjaron bajo el ala del sombrero robertista, la quincena pasada estos observaron con desaliento que su cheque no traía el pago por compensación; dicen que Robertito estableció compensaciones muy altas a los que le sirvieron como esquiroles y enemigos del SUTSEM, sindicato mayoritario que comienza a ver el sol, después de tantos meses de haber estado bajo el fuego enemigo de  todos los sindicatillos que se salieron de las filas, maravillados por el encanto de los billetes que su patrón gobernador les hubo prometido. Lo que Toñito se comprometió con el SUTSEM lo está cumpliendo, esta organización estará por encima del SUTSEN con N, del SIAPJUNA, del SITRAPEN y también del SITEN; por lo pronto ya se adivina que las dos mil plazas que detenta Mario Alonso Alcántar Quiroz, pasarán al activo del sindicato que lidera la legendaria Águeda Galicia Jiménez. Se chingaron por putos, los matanceros de ayer ahora son las reses que van al matadero; los del SUTSEM más de un año aguantando inclemencias y con un gobernador mudo y sordo ante los reclamos de sus antiguos aliados en campaña, observan complacidos el tiempo nuevo que propuso Toñito durante los tres meses que recorrió Nayarit en busca del voto.  Se la jugaron con Toñito y el hijo pródigo de los Echevarría les responde a paso firme a sus amigos que fueron avasallados y humillados por el gobernador que anda huyendo, temeroso de que sus múltiples enemigos cobren venganza por tantos agravios. Sandoval encabezó un gobierno para robar al pueblo y poniendo el ejemplo, lo siguieron sus colaboradores, los cuales se hincharon de billetes a costillas del dolor y el hambre de la gente pobre. Compraron vehículos nuevos, casas de lujo en cotos privados, ranchos, vacas, caballos, pero los burros llegaron al Congreso donde le sirvieron al bandido de Roberto Sandoval, dándole amplios poderes a su compadre Veitia, a cambio de buenos billetes; vean como entró a la diputación el padrotillo del Jorge Segura y véanlo que terminado su encargo, no podía caminar de tan ladeado. Yo no digo cual legislador no se hizo de mulas Pedro, todos, desde priistas pasando por panistas, perredistas y petistas; todos se enriquecieron. Por cierto, entre los colaboradores de la Roberta destaca un joterete que estuvo al frente del CECAN hasta el último día, los amigos de él le llegaron a decir La señora Inés por sus requiebros mujeriles, pero resulta que este muchachito de finos modales, salió buenísimo para enchalecarse los dineros ajeno; y vaya que manejó un presupuesto muy elevado, el cual solo compartió con su compadre de correrías Roberto Sandoval. Comentan en el CECAN que La Inesona se hinchó de dinero hasta decir basta; millones de pesos pasaron a sus bolsillos y prueba de ello es la ex fábrica textil de Bellavista, en donde luego de invertirle cuando mucho unos ciento 20 millones de pesos a su restauración, se robaron unos 300 en una sola temporada. Y cuando los inocentes creadores culturales como este poeta de Cucharas, íbamos en busca de que nos permitieran cobrar una conferencia, un recital o una exposición de fotografía, La Inesona grosera nos salía con que para cultura el dinero siempre será escaso. Ojalá y el nuevo titular del CECAN no sea otro jotito como La Inesona, porque entonces sí Nayarit quedará salado para todos los días de su historia. Pero sí, vale la pena esculcarle al manejo financiero del anterior encargado del CECAN, para que regrese, lo que tan descaradamente se robó para pagarse sus numerosos mayates…PALESTRAZO: Arturo Guerrero, seguimos esperando que le pongas dinero a la tarjeta; como dijera Toño grande, o somos o no semos; cuida tu dinero pero el nuestro, deja que caiga en el cajero automático.

Cartones