PALESTRA

Gilberto Cervantes R./CDN

Opinión - 2017/10/06

Roberto Sandoval Castañeda y Lili López, la parejita de tortolos, hicieron la hazaña de imponer la misoginia en las relaciones normales de pareja; por ello al final del sexenio, se pudo contabilizar casi diez mil niños esperando que el Estado les asignara una nueva familia. Este ente social jamás buscó la reconciliación entre las partes, para que los menores pudieran crecer y desarrollarse con una pareja que tras ayuntarse, dio lugar a uno o varios nuevos integrantes. Por el contrario, llegamos a pensar que esos niños terminarían vendidos con parejas de ricos mexicanos o del extranjero, los cuales obviamente, pagarían en dólares tan peculiar mercancía. Me siento satisfecho de que no hayan podido lograr tan pérfidos propósitos y desde luego siempre se dijo que detrás de Liliana Echeagaray, estaba la mano de Edgar Veitia, el hombre que en estos momentos está siendo procesado por conspiración para introducir a Estados Unidos, cantidades enormes de metanfetaminas, cannabis indica, heroína y cocaína. Liliana Echeagaray, a la que yo llamo Maléfica, tiene bajo su férreo control a ocho  mil madres y ocho mil padres de familia, los cuales no saben cuál será el destino de sus pequeñitos, mismos que prácticamente se encuentran secuestrados en los albergues del Centro de Justicia para la Mujer, generalmente imposibilitados de convivir con sus progenitores, gracias a esta señora de que les hablo y que aun sigue pegada como lapa en la dependencia precitada. Este poeta de Cucharas desde luego, les da la razón a las mujeres por el simple hecho de ser madres, pero la verdad me he encontrado con damas que no se tientan el corazón para manipular a sus propios hijos con tal de que la autoridad no les permita que convivan con ellos. El caso de mi amigo Fernando Pérez, papá de Dieguito, por ejemplo, donde  la madre del pequeño ha sabido manipular a los propios jueces de la causa. Dieguito dice, sí quiero convivir con mi papi, pero no quiero causarle problemas a mi mamá; hágame usted el favor en qué momento le va a causar problemas a la madre si el niño continúa relacionándose con un hombre que desde que el menor vino al mundo, se ha hecho cargo como ha podido, de este jovencito que conocí cuando no podía relacionarse con nadie y que gracias a Fernando Pérez,  llegó a ser un niño normal. La mamá de Dieguito, creo que se llama Ana, es una  mujer muy buena para manipular; su odio hacia el padre de este, la ha hecho meterse a la cabeza del jovencito para impedir que Dieguito conviva con él. Y pregunto: que espera la autoridad para llevar al área siquiátrica a la mamá de Dieguito, donde seguramente le encontrarán: misoginia y desprecio absoluto a los sentimientos de su menor hijo, lo que le ha hecho imponerle un ambiente de buling y una relación con el de hermano de la madre, con antecedentes psicopatológicos. Dieguito peligra si la autoridad sigue consintiendo que viva con su madre; no se trata nada más de afirmar que la mujer tiene la razón; que se diga porqué un hombre no puede hacerse cargo de sus hijos como siempre ha sido desde que tengo memoria. Toñito, el mensaje que hoy comparto contigo es para que pongas atención  en lo que han hecho con la familia, gente malosa como Liliana Echeagaray, quien si existe la justicia, debe recibir castigo legal por sus múltiples fechorías. Si le podemos adjudicar un mote, sería la Poquianchis y una celda se la tiene pero bien ganada. Yo tengo esa gracia, veo a la gente y enseguida me doy cuenta como son; cuando escuché la frase un nuevo tiempo para Nayarit,  créanme que la recibí con incredulidad; después de que Toñito logró que los trabajadores del SUTSEM levantaran el plantón sin más promesa que la palabra de un gobernador, pude convencerme que nuestra entidad ya cambió. Toñito despacha en Palacio de gobierno y eso es ejemplo para sus funcionarios, mismos que antes, si no estaba el jefe, o hacían como que trabajaban o simplemente abandonaban las oficinas… PALESTRAZO: ahora solamente le falta a Toñito que meta en cintura  los permisionarios, para que también los usuarios

Cartones