LOCAL 91-A: LAS TANDAS DE PEÑA

Por : Mijail Paredes

Opinión - 2017/11/02

Peña el presidente insiste en realizar tandas para acabar con el desastre que trajo consigo el sismo, ahora descubre de manera económicamente maravillosa el cómo salir de esta crisis por medio de las tan enigmáticas tandas.

Creo que ni Milton Friedman pudo ser capaz de descubrir lo que Peña fue capaz de descubrir con tan sólo abrir su gran boca ya muy acostumbrada a decir tanta incoherencia. Andrea Legarreta debe estar muerta de la envidia por haberle ganado tan sabias palabras.

El señor presidente de fluido inglés dijo a damnificados de Chiapas que esta era la alternativa para salir adelante, tal vez olvidó por un momento quien gobierna ese estado, nada más ni nada menos que el señor Manuel Velazco a quienes los mismos priistas le hacen el feo por ser del Verde Ecologista, sus siempre leales aliados, hombre muy capaz de no sé qué.

Imaginemos por un momento a nuestro entrañable ejercito zapatista para la liberación nacional con nuevas consignas de lucha, “tanda o muerte, venceremos”. No quiero imaginar al Sub Marcos, con su pasamontañas, la pipa y su Rolex recorrer apresuradamente la selva Lacandona recogiendo el dinero en las chozas de Chenalhó porque el número 5 de la tanda ya está encima y le toca la Sub Tacho y este señor es de pocas pulgas.

Vaya remedio casero de nuestro presidente Peña, todo un estadista, probablemente lo promuevan al Nobel de Economía o por lo menos a dirigir la OMC, la OCDE o el INFONAVIT en el área de crédito y cobranza..

Pero dicen que la culpa no es del indio, nadie es capaz de su gran y carísimo cuerpo técnico de decirle: señor presidente ya no diga tantas estupideces, ta viendo que cada vez que abre la boca los memes se sueltan por montones y con esas cosas de la libertad de expresión no podemos hacer nada. Qué no se da cuenta que está entregando al país a manos enemigas….?


Pero vamos dándole seriedad a este tema que requiere la mayor de la seriedad debida, la catástrofe del sismo y sus réplicas son una realidad, también la capacidad del estado con todo y sus fondos para desastres dejan mucho que desear, el gobierno apela a la solidaridad y humanismo de la sociedad para hacerle frente a las consecuencias de los desastres para así justificar su ineficiencia. Es probable que no se pueda prever y medir la magnitud de un desastre natural pero lo que sí se puede hacer sabiendo que nuestro país descansa en una de las regiones sísmicamente más activas del mundo es el prever los fondos que se requerirán de un momento a otro, porque algo es seguro, en México seguirá temblando. No confundir nunca la obligación del estado en atender sus responsabilidades con una función paternalista, el desastre se atiende desde el estado, es su obligación, el desentenderse es incapacidad o peor aún, desinterés absoluto de ver por los nuestros.

No creo que con tandas nuestro presidente pudo haber comprado las casas blancas, los finos vestuarios de su fina esposa, no fue con tandas como paga sus cursos relámpagos de inglés bostoniano en Harmon Hall, tampoco sugirió tandas para sacar del bache a PEMEX, así como el avión presidencial no fue producto de una coperacha entre sus cuates del gabinete.

Pudo darle un viraje a la función del Infonavit, hacerlo efectivo y cumplir su verdadera función pública,  pudo hacer recortes y asignarlos a créditos de vivienda, pudo incluso hacer la coperacha con los beneficiarios del régimen, esas transnacionales a las cuales se les entregó el petróleo, en fin pudo haber hecho muchas cosas, pero sólo de su mente brillante salió eso de hacer tandas… ¿cuántos más Peña….?


La broma. Sólo esperamos que a Peña, Peña el rector no se le vaya a ocurrir decir que para sacar del bache a la UAN será necesario hacer tandas….y si fuera así, ¿a quién le tocaría el número uno…?

1

 

Cartones