Iglesia católica preocupada por el reclutamiento de jóvenes nayaritas por narcos

*Vivir rápido, con lujos y morir joven es una realidad entre los adolescentes que caen en las garras del crimen organizado.

Mujer y Familia - 2017/12/02

Christian Langarica / CDN.

Según los datos de un estudio hecho por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), alrededor de 30 mil niños y jóvenes en México trabajan para la delincuencia organizada en actividades que van desde la extorsión y el tráfico de personas, hasta la piratería y el narcotráfico. Fueron reclutados a muy temprana edad, a veces desde los diez años y esto tiene su origen en la pobreza extrema, pue muchos son hijos de familias en las que sus padres no tenían lo suficiente para mantenerlos.Artemio Flores Calzada, Obispo de Tepic, niega que las generaciones actuales carezcan de valores, el líder de la iglesia en el Estado asegura que lo que si predomina es el hambre y la necesidad, algo que los grupos del crimen organizado capitalizan a su favor, reclutando adolescentes:

Muchas veces son capotados muchos jóvenes, incluso adolescentes, son captados por el crimen organizado y a veces, con algún dinero que les dan y ellos a veces, aunque después se arrepienten de lo que han hecho y luego se meten a estas situaciones y luego ya no pueden salir. Por eso yo creo que hay que buscar el desarrollo de todos, una vida digna para todos.

Si bien es cierto que en los últimos años, la tendencia cultural se ha inclinado hacia a la destrucción y la violencia, también es cierto que en situaciones de emergencia, los valores salen a flote y demuestran que la sociedad no se hacorrompidoaun,explicóel obispo:

Yo creo que sí hay una cultura, a veces de muerte, que se vametiendo, llámese incluso en los suicidios, llámese en la violencia, en la destrucción, pero yo creo que los valores no se han perdido, más bien están ahí. Para mi basta un ejemplo, los sismos, los terremotos,vimos como emergió del corazón de los jóvenes, salió esos valores que están ahíguardaditos, la solidaridad, el ayudar al hermano, están ahí. Lo que tenemos que hacer escultivarlos, unirlos.

Para el obispo de Tepic, el rescate de más y más jóvenes de la pobreza, evitaría que estos cayeran en las garras de los líderes del narcotráfico, pero esta tarea no puede ser solamente del Gobierno, aún y cuando también es una de sus principales responsabilidades:

El llamado para todos sería, crear condiciones de trabajo para todos, Hay muchagente que no tiene fuentes de trabajo y entonces viene la violencia,el querer tener algo, entonces el Gobierno, educación, sociedad, tenemos que preocuparnos por todospara que no faltea nadielo indispensable y lo indispensable esel alimento, lo indispensable es una casa, lo indispensable es la educación. Yo creo que se tiene que promover el desarrollo.

A lo largo de los años, se ha sabido que los narcos utilizan a los niños de 10 y 11 años como halcones, a bordo de su bicicleta se pasean por pueblos y colonias para alertar a los delincuentes sobre la presencia de marinos, soldados o policías, conforme van creciendo, sus responsabilidades e ingresos económicos, van aumentando.

Cartones