AMLO acusa guerra sucia y coloca su sospecha sobre Claudio X. González

Nacional - 2018/01/31

Agencias/CDN

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al acusar una campaña de desprestigio, Andrés Manuel López Obrador exigió a las autoridades electorales que investiguen el origen de la campaña y del dinero (mucho dinero) que se está usando para ésta.

Aunque anunció que en el futuro será más prolijo en detalles, por lo pronto colocó la sospecha en Claudio X. González, el magnate que a decir del precandidato por la alianza Juntos haremos historia, ha llegado a visitar al presidente Enrique Peña Nieto y a otros empresarios con el objeto de presionarlos y evitar su triunfo electoral.

El motivo, a su juicio, es que va 15 puntos arriba en las preferencias electorales, por lo que se dijo tranquilo: el pueblo está con nosotros.

Rememorando lo ocurrido en 2006, cuando grupos empresariales financiaron la campaña un peligro para México, López Obrador mencionó –en una alocución videograbada para las redes sociales– que la campaña sucia en su contra arreció desde el lunes pasado: Se aplicaron a fondo, dijo, con llamadas telefónicas y en redes sociales.

En lo que consideró una nueva etapa en la guerra sucia, expresó que la mafia del poder padece un nerviosismo extremo.

Según el precandidato su conclusión parte de la difusión de videos que lo atacan, además de llamadas telefónicas que lo relacionan con la entrega de petróleo a los rusos y a los venezolanos.

Tengo información de que están montando la campaña hasta el día 1 de julio. Incluso, hasta los tres días anteriores a la elección, cuando ya no se puede hacer campaña, quieren meterse. Me llama la atención porque están gastando muchísimo dinero. Tienen contratados publicistas extranjeros, hay mucho dinero en esta campaña y me gustaría que el INE hiciera algo ¿quiénes son los que están contratando a estos publicistas mercenarios para llevar a cabo esta campaña de miedo, de odio? Quiénes son los que están azuzando?, cuestionó.

Voy a mencionar un nombre: el señor Claudio X. González, no sé qué le pasa, pero está fuera de sí, metido en este asunto, recaudando dinero, hablando con todo mundo, incluso con Peña, para que por ningún motivo se permita nuestro triunfo. En su momento voy a hablar de esto, pero puede ser –esto no me consta— que sean ellos los que están contratando a publicistas para la guerra sucia.

López Obrador consideró que las campañas negras ya no pueden hacerse sólo en televisión, por lo que usan las redes sociales donde, confió, hay muchos simpatizantes que aclaran y logran revertir el efecto que buscan dañarlo.

Cartones