AMLO me invitó a ser candidato a Fiscal General; lo tomo como un honor: Germán Martínez

Nacional - 2018/01/31

Agencias/CDN

31 Ene 2018.- CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Férreo crítico de Andrés Manuel López Obrador durante los gobiernos panistas pero con mayor énfasis en el de Felipe Calderón, el exdirigente nacional del PAN, Germán Martínez Cázares, reveló que fue invitado por el tabasqueño a ser candidato a Fiscal General de la República.

Le agradezco públicamente y lo tomo como un honor, subrayó.

Su artículo AMLO ¿peligro para México? está lleno de reflexiones sobre la postura que ha mantenido ante López Obrador y las razones de éste para invitarlo a participar en su gobierno, si gana.

¿El miedo a una Presidencia de López Obrador no es el pánico a perder privilegios para cosechar dinero al amparo del poder?, cuestiona el panista en una parte de su artículo publicado en el diario Reforma.

Inicia señalando que opina, escribe e impugna las visiones económicas y sociales del tabasqueño; recuerda que formó parte del comité de campaña presidencial que lo venció en 2006 por unos cuántos votos, y reconoce que concedió entrevistas, arengó en mítines y repartió volantes, todo para que no llegara a Palacio Nacional.

Presidí el PAN, su acérrimo rival, y sin embargo, me convocó, señala Martínez Cázares.

Conversó, dice, con López Obrador, su hijo y otros personajes, y refiere que su sensación de esas pláticas fue de franqueza y ‘ganas de ganar’.

Cuenta:

No percibí dobleces ni simulaciones, a cada pegunta volvía una respuesta amable, puntual, razonable. Recuerdo de mi primera entrevista: ‘¿Por qué me invitan a mí?’’. –‘Porque queremos gobernarno dividir al país’, le respondieron.

El gesto político, más que legal, de López Obrador –señala el panista— tiene algo hondo por resaltar: es un esfuerzo cívico de entendimiento, y quien sea el próximo Presidente necesitará reconciliar al país.

Fuera de la escena política desde 2009, Martínez Cázarez refiere que en sus platicas con López Obrador dejó claro que creía en las instituciones de una democracia liberal, y, en referencia a la propuesta de analizar una amnistía al narco, le dijo que cree en el imperativo gubernamental de combatir al crimen con el poderío inteligente y legítimo del Estado, que el perdón sólo lo dan las víctimas, la amnistía las leyes y la culpabilidad la dictan los tribunales; aun así, los de Morena insistieron.

Su oferta fue auténtica. También señalo su acierto al no distinguir delincuentes: quieren persecución pareja a homicidas, secuestradores y también, por ejemplo, a los que hacen negocios fuera de la ley, alrededor del nuevo aeropuerto de la CDMX o de cualquier obra pública amañada. Odebrecht reposa placenteramente, reflexiona el exdirigente panista.

Y luego se cuestiona si el miedo a la Presidencia de López Obrador no es el pánico a perder privilegios para cosechar dinero al amparo del poder.

¿Me (nos) puede engañar? La respuesta sin duda es sí. Por eso debemos cuidar el sistema de límites, división y rendición de cuentas en el ejercicio de todos los poderes, subraya.

Y hace énfasis en señalar en que, de ganar, López Obrador tendría menos poder que Vicente Fox, del que fui su abogado y siento vergüenza de haberlo llevado a la silla presidencial. Es incomparable el enorme sentido de la historia de México que tiene en tabasqueño, frente a la asnería del que sacó (y metió) al PRI de los Pinos, atiza.

Martínez Cázares señala que se siente sorprendido por la propuesta que –dice—habla más de su templanza (de López Obrador) que de mis merecimientos, y afirma que no busca acomodo ni lucimiento, por lo que se mantendrá donde está.

Y porque pertenezco a un partido participo de sus decisiones, aunque cada día las comprendo menosPor ahora seguiré –permítanme enunciar a Octavio Paz–, en el laberinto de mi soledad política, donde reina la duda, pero también la más bella e inmensa libertad, concluye.

Cartones