Gloria Núñez nombra a una lacra en tránsito de Compostela

*Mario Velazco Velazquez, conocido como Churpias Chimichurris, trae en su negro historial el ser mordelón de primera, ademas de ser posible clonador de permisos de taxi con con él tristemente célebre Francisco García.

Municipios - 2018/02/04

Manuel Juárez/CDN

Compostela. 4 feb 2018.- La presidenta municipal Gloria Núñez, fue engañada y metió sin saber a una lacra en la nueva Policía Vial de Compostela, pues es un tipo con negro historial el encargado de la corporación.

En efecto, el pasado viernes por la noche, la alcaldesa dio el banderazo a los nuevos integrantes de la policia vial en el estadio de Béisbol, pero ahí se le coló un tipejo de gran calaña que ha sido señalado de corrupto desde el año 2013, pues se le relacionó con excesivos abusos en contra de la ciudadanía y de, incluso, de estar clonando permisos para taxis en el sexenio de Roberto Sandoval.

Se trata de Mario Velázquez Velazco, quien alguna vez se desempeñó como Delegado de Tránsito en la Peñita de Jaltemba en ese mismo municipio, cargo del que lo movieron precisamente por quejas y malos manejos administrativos.

Como recordaremos, este tipejo, que también se hace o se hacía llamar ‘Churpias Chimichurris’ en la red social Facebook, andaba robando desesperadamente a todo aquel que se le atravesaba puesto que cuando cambiaron al titular de tránsito en el estado se sentia desprotegido, nos referimos a Francisco García, El clonador de permisos de taxis.

En aquel tiempo, se publicó en este mismo medio de información que los oficiales a su cargo tienen que robar a fuerzas porque le tenían que entregar al menos 500 pesos diarios a este pésimo servidor público.

‘Anda parando a todos los automovilistas a lo pendejo, sobretodo a la gente que viene del estado de Jalisco, a quienes les solicita al menos cien pesos para no multarlos’, se publicó en una de las denuncias en contra del ‘Churpias Chimichurris’.

Por tanto, no se descarta que esté ya haciendo lo mismo en Compostela, puesto que como dice el refrán ‘al puerco que le gusta la mierda aunque le rompan el hocico’, cosa que hará quedar muy mal a la presidenta municipal pues comenzará a tener mala imagen por el actuar de este sujeto.

Sobre aviso no hay engaño. Primera llamada.

Cartones