Candy Yescas a punto de los golpes con ciudadanos que se manifestaban en su contra

*A La alcaldesa ‘Loca de San Blas’, los ciudadanos ya no la soportan y eso que apenas van 6 meses de su pésima gestión.

*Solo le exigían a la priísta Candy Yescas que cumpla promesas y brinde servicios públicos.

Municipios - 2018/03/09

Mónica Escalante/CDN

San Blas, Nayarit.- Representantes del grupo ‘Propositivo Ciudadano’ de San Blas, quienes son de diferentes sectores sociales del municipio, se manifestaron a las afueras de las instalaciones de la presidencia municipal en contra de la pésima administración que lleva a cabo La Alcaldesa Loca de San Blas.

Los ciudadanos, levantando la voz, con pancartas, y peticiones, exigieron personalmente Yescas, que cumpla sus promesas y brinde en realidad servicios básicos municipales, pues son, prácticamente, inexistentes.

Los quejosos además expusieron su desacuerdo sobre ocurrentes desiciones tomadas por Yescas Blancas que afectan a la población.

Ante la manifestación, ‘La Alcaldesa Loca de San Blas’, Candy Yescas Blancas, se hizo presente ante el grupo, con su inseparable guardaespaldas y policías, también acompañada de algunos funcionarios y parte del cabildo, tratando de amedrentar así a los protestantes.

Al ver que no podía controlar a los que se manifestaban, en un arranque de locura que siempre la ha caracterizado, la muchacha que dicen tuvo una niña con ‘Layín’, su antecesor, quiso arrebatar el micrófono de los quejosos, para que ya se silenciaran.

También, la loquita muchacha metida a política, levantaba la voz groseramente y se encaraba con los manifestantes provocándoles altanera y cara a cara, casi agrediéndoles fisicamente.

Lo peor del caso es que nada cuerda presidenta municipal envió a un pseudo periodista a agredir también a los que se manifestaban. Este dizque comunicador es realmente un palero y ‘aviador’ en la nómina del ayuntamiento donde aterriza cada quince días por sólo estarle cubriendo las enaguas a ‘La Alcaldesa Loca de San Blas’.

Finalmente los ánimos se enardecieron por tales provocaciones, que parecía que iba a terminar todo mal, no obstante, esto no pasó y quedó en dimes y diretes como es el estilo de la edil quien no se comprometió en nada, demostrando una vez más que le vale un cacahuate las necesidades y exigencias del pueblo de San Blas.

Cartones