COLUMNA REDESCUBRIENDO: Trastornos de la Personalidad

Opinión - 2018/04/06

José Miguel Cuevas Delgadillo/CDN

Es importante que podamos comprender qué es un trastorno de la personalidad, cuándo sospechar que una persona tiene ese problema y saber cómo se le puede ayudar. También hay que conocer las características o síntomas que presentan estos problemas para así poder identificar a quienes los padecen y poder brindarles la ayuda especializada que necesitan. ¿Se les puede ayuda? ¡Claro que sí! Los trastornos de la personalidad no se ven comúnmente en una familia o de forma regular en la sociedad; pero tampoco son problemas raros o desconocidos; son problemas que se presentan cada vez con mayor frecuencia en nuestra sociedad y en las familias actuales.

CARACTERÍSTICAS GENERALES. Estos trastornos se caracterizan un patrón asociado a la alteración de la percepción, reacción y relación que se tiene de las personas que lo rodean, relativamente fijos; son inflexibles en su forma de pensar y de relacionarse con los demás y son socialmente desadaptados. Esto quiere decir, que la manera en que habitualmente reaccionan y perciben las reacciones de los demás produce problemas en su relación con las personas que les rodea. Debemos mencionar un punto importante: se considera normal que las personas que tienen un patrón socialmente correcto, cuando observan que su forma de reaccionar no soluciona desacuerdos, buscan otras maneras de reaccionar y enfrentar la dificultad. Sin embargo, las personas que sufren algún tipo de trastorno de la personalidad, cuando se encuentran en la misma circunstancia son inflexibles, se altera su estado anímico y tienden a conducirse con agresividad. No tienen la capacidad ni la flexibilidad de cambiar su estrategia, por la tanto, su forma de relacionarse o de reaccionar ante las situaciones difíciles no toma cauces estables.

Este es el punto que marca particularmente a las personas con trastorno de personalidad: que reaccionan siempre de la misma manera y esa forma de reaccionar es poco adecuada y no es bien aceptada por las personas que los rodean. Estos trastornos o patrones desadaptados tienden a durar toda la vida y los síntomas se presentan al principio de la edad adulta. Lamentablemente, si no hay una buena ayuda, una terapia o un buen tratamiento adecuado, eso que inicia se prolonga a lo largo de toda la vida y trae conflictos muy fuertes. Hay algo que agrava el panorama: las personas con estos trastornos generalmente no son conscientes de que su comportamiento o pensamiento es inapropiado. Al contrario, a menudo creen que su forma de reaccionar es normal y correcta. Estas personas, por lo mismo que no consideran que su forma de reaccionar y pensar sea incorrecta, no buscan ayuda. A pesar de que tengan problemas sociales o familiares; a pesar de que no logren tener una vida laboral estable, ellos consideran que su forma de ser es normal y correcta. Habitualmente, no buscan ayuda, son sus familiares o seres queridos quienes buscan la orientación de un psiquiatra, psicólogo o algún médico, para tratar de ayudarlos. Son puntos importantes que debemos tener en cuenta cuando hablamos del trastorno de la personalidad. En esencia, hemos dicho que estas personas no saben relacionarse con los demás, que tienen reacciones totalmente desadaptadas y que no ven su culpa en las malas relaciones que tienen con los demás y que, por lo mismo, no buscan ayuda. Es importante conocer los trastornos de la personalidad más comunes. En las próximas intervenciones analizaremos uno por uno para su mejor comprensión y su diagnóstico a tiempo. Hasta la próxima. Terapeuta Familiar y Conferencista. Consultas Celular 323 124 42 71. Facebook MiguePsicoterapeuta. Twitter: @redescubriendo

Cartones