Mientras todos hablan de futbol, Enrique Peña firma la ‘privatización’ del agua

*El presidente Enrique Peña Nieto utilizó la figura legal de los decretos para modificar el estatuto de las vedas existentes sobre 40 por ciento de las cuencas del país, que contienen 55 por ciento de las aguas superficiales de la nación. Esto, para algunos especialistas, significa una Reforma Estructural en materia de agua que no pasó por el Congreso de la Unión.

Nacional - 2018/06/18

Agencias/CDN

México.-Peña Nieto anunció la firma de diez decretos que modificaron un estatus de veda que existía sobre 300 cuencas hidrológicas de las 756 que existen en el país. Lo que se autorizó con la aprobación de dichos decretos fue eliminar la prohibición que había para la entrega de permisos de extracción de agua en esas cuencas.

Los decretos abren la puerta para que 55 por ciento del vital líquido se utilice para fines lucrativos, ya sea privatizando directamente el manejo del agua en organismos operadores empresariales, municipales o entregando concesiones de agua para las distintas empresas extractivas del país, como son minería, hidrocarburos, turística, o inmobiliaria.

Los decretos del Ejecutivo Federal favorecen los trasvases de agua a gran escala como los que ocurren o están diseñados en varios megaproyectos hidráulicos y son uno de los casos más evidentes de despojos de bienes comunes.

En este caso, se despoja el agua de las comunidades indígenas o agrarias que han cuidado y protegido este bien común para que de pronto, mediante agresivos proyectos de desarrollo, se les expropie ese bien para llevarlo a grandes áreas urbanas.

Cartones