Ante indolencia del gobierno federal, damnificados toman casetas de peaje para sacar dinero

*Piden cooperación de 50 y 100 pesos por pasar.

*Tan solo en una caseta, en el primer corte, en una hora, sacaron casi 9 mil pesos. *El dinero se destinará en comprar camas y colchones, ´para que ningún niño de Tuxpan duerma en el suelo´.

Estado - 2018/11/15

Lenin Guardado/CDN

Tepic.- Ante la indolencia que ha presentado el gobierno federal del priísta Enrique Peña Nieto, y debido a que son miles de familias las que están muy necesitadas de muebles y recursos, hace unas horas han sido tomadas las casetas de peaje de la Autopista Tepic-Mazatlán, en donde un grupo de damnificados cobran a los automovilistas cooperación de 50 y 100 pesos.

Y es que, las familias del norte del estado que perdieron todo por las inundaciones necesitan dinero que no ha soltado el gobierno de Peña Nieto, lo que está provocando que la gente se esté enfermando y no pueda salir de esta grave situación por la que atraviesa.

Una muestra de la indolencia de los funcionarios federales es que ayer mismo visitó la entidad, y el municipio de Tuxpan, la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, SEDATU, Rosario Robles Berlanga, quien no hizo absolutamente nada por la gente necesitada y solo se limitó a decir que ella no podía soltar el dinero de su dependencia porque ya estaban en el cierre de la administración federal.

En Tuxpan, por ejemplificar, hay muchas familias durmiendo en el luego de sus casas, algunas a la intemperie, lo que las expone a que adquieran alguna enfermedad como las que ya se están presentando en el lugar debido a la inundación que se registró por el paso del huracán ´Willa´, tales como dengue, granos en la piel, sarna, leptospirosis, influenza y raras bacterias, como la que se dio a conocer ayer en este mismo medio de comunicación, que llevó a la muerte a un joven ingeniero de nombre Gerardo Parra Morones.

Los que tienen tomadas las casetas, se comienzan a organizar muy bien para comenzar a comprar camas y colchones, sobre todo para que los niños no duerman más en el suelo.

Se ha informado que en el primer corte que se hizo, tan solo de una caseta, en una hora, los manifestantes obtuvieron 8 mil 756 pesos, dinero que será utilizado desde hoy mismo para la compra de los muebles mencionados para todas y cada una de las familias necesitadas.

Los automovilistas y camioneros con gusto pagan la cuota de cooperación, pues toda la gente prefiere que el dinero se vaya a quienes lo necesitan y no a manos de millonarios empresarios o del gobierno federal que está haciendo oídos sordos ante este grave problema que no puede esperar más trámites burocráticos para hacer llegar la ayuda.

Dentro de los que dirigen esta manifestación hay gente que hace unos días realizaron también un plantón en el Zócalo de la Ciudad de México y en la Cámara de Diputados Federales, y con una lona pidiéndole al presidente Enrique Peña Nieto que volteara a ver a Nayarit, misma que está ahorita en la caseta de Trapichillo.

Se desconoce cuánto tiempo vaya a durar así esta situación, pero se ve que va para largo.

Cartones