Esta noche se dio un caso único en el cielo, el eclipse lunar y Súper Luna

*El fenómeno atrapó la curiosidad en millones de personas... aquí te explicamos que fue lo que ocurrió.

Nacional - 2019/01/20

Redacción/CDN

México. Los fenómenos astronómicos, especialmente los que son fuera de la común como el eclipse de Luna y la llamada Súper Luna, que sucedió la noche de este domingo, permiten acercar la ciencia a las personas, señaló José Franco, ex director e investigador del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

‘Los fenómenos astronómicos siempre han cautivado la atención de todo el mundo. Ahora, un eclipse nos da oportunidad de generar un poco de confianza en la población sobre la relevancia que tiene la ciencia, el poder predecir los eclipses con años de antelación demuestra su certeza y su valor’, dijo el también ex coordinador del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

Esta noche ocurrió un evento extraordinario que combinó un eclipse de Luna con la Súperluna, fenómeno que atrapó la curiosidad en las personas y además permite explicar los porqués de fenómenos como este.

El hecho de que ocurran dos fenómenos en simultáneos es atribuible a varios factores astronómicos generales que en esta ocasión llegaron a coincidir.

Para empezar, un eclipse de Luna sucede cuando este satélite, en su movimiento de traslación alrededor de la Tierra, pasa por la sombra que proyecta la Tierra que se encuentra entre la Luna y el Sol, explica un comunicado del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT).

Dado que el movimiento de traslación Lunar ocurre en una órbita elíptica, la luna se acerca o se aleja de la Tierra por momentos, lo que da una perspectiva de estar más grande o pequeña. El que la Luna se acerque y se agrande ante nuestros ojos es a lo que se le conoce como Súperluna.

Aunado a esto, la dispersión de la luz por la atmósfera de la Tierra hace que el rojo se disperse en la zona de sombra, dándole una coloración rojiza a la Luna durante el eclipse. Esto es llamado ‘Luna de sangre’ pero no tiene nada que ver con la sangre. Los rayos que vienen del Sol tienen todos los colores y nuestra atmósfera tiene partículas que dispersan y descomponen la luz en colores, por lo que la Luna queda coloreada con tonos anaranjados o rojos durante el eclipse total.

El eclipse, comenzó alrededor de las 8:36 pm (hora del Pacífico), llegó a su máximo a las 9:40 pm. Fue visible en toda la República Mexicana y el continente americano y pudo ser apreciado a simple vista o por medio de binoculares y telescopios.

En varias ciudades de la República hubo telescopios instalados por asociaciones de astrónomos amateurs, quienes explicaron la evolución del evento.

Los eclipses lunares totales o parciales ocurren al menos dos veces al año, dice Florent Deleflie, astrónomo del Observatorio París-PSL, aunque no son visibles en todas partes.

Es raro poder observar completamente eclipses totales, como fue el caso de este domingo.

Cartones